Los ‘phablets’ aún no amenazan a smartphones ni tabletas

CloudEmpresasMovilidadSmartphones

La principal competencia de estos dispositivos móviles está para las tabletas con pantallas de menor tamaño, como el Mini iPad de 7 pulgadas.

Los dispositivos híbridos a caballo entre los smartphones y las tabletas (‘phablets’), cuya denominación en castellano acaba de aprobarse como tabléfonos, han llegado al mercado para cubrir un nicho de consumidores muy concreto y por el momento no parecen amenazar ni a los teléfonos inteligentes ni a las tabletas.

Los ‘phablets’ se dirigen a ese espectro de población que busca una experiencia de usuario más inmersa en dispositivos móviles lo suficientemente pequeños como para caber en la palma de la mano, pero con prestaciones altamente profesionales. Se trata de tabletas de un tamaño reducido (pantallas de más de 5 pulgadas pero menos de 7) que tienen funciones de teléfono.

“En definitiva, vienen a satisfacer la demanda del grupo de usuarios que prefiere dispositivos con pantallas más grandes que la media de los smartphones, pero que a la vez puedan seguir llevándose en el bolsillo”, ha explicado Lilian Tay, analista de Gartner a ZDNet.

Sus declaraciones se producen tras importantes anuncios de ‘phablets’ presentados por los fabricantes en la feria CES 2013, que acaba de celebrarse en Las Vegas. Algunos equipos recientemente anunciados aquí incorporan ya pantallas de 6,1 pulgadas, como el  nuevo Ascend de Huawei, pero la tendencia siguen siendo los desarrollos con pantallas de 5 pulgadas, como los modelos que se han podido ver de Sony y LG Optimus.

Las ventajas de los tabléfonos frente a los smartphones es que el tamaño de la pantalla permite escribir y leer con más comodidad y claridad. El objetivo parece ser ofrecer un dispositivo que cubra tanto las necesidades personales relacionadas con el entrenamiento como las más profesionales, vinculadas a la comunicación y conectividad (WiFi, LTE y HSDPA).

Según la analista de Gartner, la principal amenaza del ‘phablet’ está para las tabletas con pantallas de menor tamaño, como el iPad Mini de 7 pulgadas. “Los ‘phablets’ han integrado todas las capacidades de smartphones y tablets en un solo dispositivo con una pantalla justa, por lo que puede afectar al valor de las tabletas de pantalla pequeña”, ha concluido Chau.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor