Los portátiles “ruggerizados”, en alza

CloudEmpresasMovilidadProveedor de ServiciosProyectosStart-Up

Compañías como Dell, Lenovo o Panasonic están apostando fuerte por estos portátiles a “prueba de bombas”. Un mercado muy vertical pero en pleno crecimiento.

En un momento en el que tanto los clientes profesionales como los consumidores están cambiando sus equipos de sobremesa por los ordenadores portátiles, diversos fabricantes están llevando esta tendencia un paso más allá.

panasonic2.jpg

Los portátiles “ruggerizados” palabra fea (e inexistente en la Real Academia de la Lengua) por la difícil adaptación del inglés “rugged” a la terminología informática, están ganando fuerza durante los últimos meses.

No son nuevos, de hecho llevan con nosotros ya varios años, pero el mercado al que van dirigidos es tan vertical que no era fácil encontrarlos en las tiendas.

Se trata de equipos a los que se le han aplicado diversas técnicas para hacerlos mucho más robustos y, además, han pasado exigentes pruebas que van desde el derrame de un café en pleno teclado hasta las caídas más espeluznantes al suelo.

En el tercer cuarto de 2008, las ventas globales de portátiles superaron por primera vez en la historia a las de equipos de sobremesa. Cuatro meses después, la diferencia era del 3%.

La gran mayoría de fabricantes está apostando por dispositivos móviles más pequeños, como es el caso de los netbooks, pero también se están moviendo a áreas más específicas.

Es el caso de las estaciones móviles de trabajo, las denominadas mobile Workstation, pero también el de los portátiles “ruggerizados”, ya sean semi-ruggerizados o completamente “ruggerizados”. Son equipos ideales para entornos militares o para aquellos que son demasiado hostiles para la informática tradicional.

Tal y como indica Richard Shim, analista de IDC, “existe un gran movimiento en torno a la movilidad y cada vez hay más compañías compitiendo en busca de un nicho de mercado en este segmento de portátiles ruggerizados”.

Dell es el caso más atractivo, penetrando en este mercado recientemente con algunos modelos de la serie Latitude y que busca competir directamente con Panasonic y su gama Toughbook.

Mientras tanto, el último en adentrarse en la fabricación de portátiles robustos ha sido Lenovo con versiones blindadas de la familia Thinkpad.

El beneficio que estas empresas pueden encontrar en el segmento de equipos “ruggerizados” pasa por “unos mayores precios y mejores márgenes con respecto al mercado de portátiles tradicionales”, apunta Shim. Es cierto, los potenciales compradores de estos dispositivos buscan las características blindadas que ofrecen por encima del coste monetario.

Autor:
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor