Y los principales compradores de semiconductores son…

Empresas

Samsung Electronics y Apple siguen encabezado la clasificación general cinco años después pero, ¿cómo ha quedado el resto del top 10 en 2015?

¿Quiénes son los principales clientes del mercado de semiconductores?

Esta pregunta es la que responde Gartner en una de sus últimas publicaciones, que sigue colocando a Samsung Electronics y Apple en las dos primeras posiciones para el año, a pesar de que la primera de estas compañías ha perdido algo de fuelle en 2015 respecto a 2014.

“Samsung Electronics y Apple han encabezado la tabla de consumo de semiconductores durante cinco años consecutivos”, recuerda Masatsune Yamaji, analista principal de Gartner.

La primera representa ahora el 8,9 % de este mercado y la firma de la manzanita mordida un cercano 8,7 %. Entre ambas han destinado 58.983 millones de dólares a semiconductores en 2015.

Los cambios entre los grandes clientes comienzan a aparecer en la tercera posición, debido a la división de HP en HP Inc. y HP Enterprise.

Así, Lenovo se clasifica hoy por hoy tercera y Dell es cuarta, mejorando las dos un puesto. HP Inc. se coloca quinta y HP Enterprise entra en la octava posición, con Huawei y Sony entremedias intercambiándose la sexta y la séptima plazas.

Cierran el top 10 una LG Electronics que no se ha movido del noveno lugar y Cisco Systems, que baja del ocho al diez.

Entre todas estas compañías y el resto de participantes han gastado 333.718 millones de dólares en semiconductores durante los doce meses que ha durado 2015. Esto implica una caída del 1,9 % respecto al año anterior.

El top 10 ha perdido peso en el recuento general, ya que ahora su gasto representa un 36,9 % de los ingresos de los vendedores frente al 37,9 % que aportaba antes.

“El riesgo de caídas en los ingresos por parte de los clientes más fuertes para los proveedores de semiconductores es cada vez mayor”, advierte Masatsune Yamaji, que deja caer que “los ganadores actuales podrían no ser siempre los ganadores del futuro”. Y es que los vendedores parecen querer romper la dependencia con pocos clientes que gastan mucho.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor