Los problemas de privacidad a los que las empresas han de hacer frente

EmpresasGestión de la seguridadSeguridad

El tráfico de datos, el cloud computing y los servicios de locaclización obligarán a las empresas a revisar sus políticas de privacidad antes del final de 2012.

Según Gartner, la evolución del mercado hacia la digitalización ha acrecentado la preocupación por los datos personales y la intimidad de los usuarios. Para hacer frente a los nuevos retos, la consultora da una serie de pautas.

Para empezar, las organizaciones deberán compartimentar la información personal, restringir el acceso, cifrar los datos si se transmiten por canales públicos y encriptar datos en dispositivos portátiles.

El controvertido tema de los datos de ubicación será otro de los escollos a los que habrán de enfrentarse las empresas. Establecer el límite entre información y privacidad será la clave. Según Gartner, por el momento sólo se está recopilando información más allá de darle un uso.

La seguridad en la nube es otro de los temas que trata el estudio. La privacidad y el cloud computing parecen no ir de la mano. Sin embargo, hay soluciones jurídicamente aceptables que las organizaciones tendrán en cuenta.

El cálculo del valor de la privacidad y la confidencialidad de la información personal habrá de llevarse a cabo mediante un análisis del contexto en el que circula. Cuando exista una ausencia de leyes específicas o directrices reguladoras, las organizaciones deberán interpretar la legislación vigente.

Las exigencias de un entorno cada vez más cambiante y ligado a la movilidad, el tráfico masivo de datos y geolocalización entre otros, obligará a las organizaciones de toda índole a revisar y modificar sus políticas de privacidad antes de que termine 2012.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor