Los productos del año, en imágenes

ColaboraciónEmpresasSoftware

2010 ha dejado grandes lanzamientos: las compañías han puesto toda la carne en el asador… unas veces con éxito y otras no. Vídeo

Varios han sido los grandes lanzamientos de las compañías tech para 2010, aunque no todos han tenido éxito. Muchas son las expectativas que han despertado los que podrían ser los gadgets del año: bien sea por las esperanzas de renovación que tenían para la empresa en cuestión, bien sea por el efecto que han tenido en los mercados o bien sea por la apasionada recepción de sus compradores.

Apple se lleva la palma: es la empresa que más productos ha conseguido despertar entre los compradores.

Los vencedores del año

iPad: El tablet de Apple fue la catarsis que necesitaba el mercado tableta para dar el boom definitivo. Steve Jobs ha sido la gasolina para el fuego del segmento tablet.

Kinect. Microsoft ha lanzado el producto del cierre del año y el más que potencial rey de la campaña navideña. Su periférico para Xbox 360 permite jugar sin mando: el mando es en realidad el propio cuerpo del jugador.

iPhone 4. La última versión del popular smartphone de Apple fue otro de los productos del año, a pesar del Antenagate. A pesar de los problemas de recepción, se ha vendido como la espuma.

Samsung Galaxy Tab. A pesar de su elevado precio, las ventas en todo el mundo del tablet de Samsung están siendo muy buenas. En España, ha llegado de la mano de Vodafone.

Los perdedores del año

En la lista de gadgets también hay productos que iban para ser los del año y han acabado debajo de la alfombra de la empresa que los lanzó al mercado.

Kin. Ni siquiera llegó a Europa. Era el smartphone propio de Microsoft, pero sus cifras de ventas se convirtieron en irrisorias. La compañía dejó de venderlo un mes después de lanzarlo al mercado.

Nexus One. Otra que experimentó con teléfonos propios y salió escaldada. Google lanzó el primer smartphone que, en Estados Unidos, podía comprarse directamente en la página de la compañía. No ha conseguido una recepción brutal.

El purgatorio.

N8. Era el iPhone killer made in Nokia que necesitaba la compañía, pero el terminal, cuando llegó al mercado, no convenció a los analistas, que señalaron que la finlandesa continuaba en el apartado de ‘necesita mejorar’.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor