Los residuos informáticos pueden poner en peligro nuestra privacidad

Seguridad

Según la cadena Australiana SBS, los contenedores con residuos de ordenadores que llegan a África pueden ser empleados para el robo de datos personales que todavía contengan sus discos duros, un problema que tiene millones de víctimas potenciales en todo el mundo.

Lo cierto es que las leyes sobre los residuos de hardware son laxas y permiten que cualquiera pueda acceder a la información que no se haya borrado en esos equipos, de forma que se podría robar la identidad del antiguo dueño.

La noticia aparecida en Australia explica que para los habitantes de países como Ghana es relativamente sencillo acceder a los datos almacenados en los discos duros que llegan a sus cementerios de ordenadores.

Eso sí, el problema no parece exclusivo de Australia si no algo global, ya que cada año se producen 40 millones de toneladas de residuos informáticos en todo el mundo.

Según el doctor suizo Mathias Schluep, miembro de EMPA (Laboratorios Federales Suizos de Investigación y Ensayo de Materiales), Europa no está haciendo lo suficiente para asegurarse de que los discos duros de los ordenadores sean destruidos.

En ese sentido, el experto cree que las empresas que se dedican a recoger los residuos informáticos deberían dar a los usuarios la posibilidad de decidir si desean que esos componentes sean destruidos o reutilizados en países pobres.

Así, en caso de que los usuarios quisieran donar esos equipos, tendrían la oportunidad de borrar los datos de sus discos duros y así evitar posibles accesos a los mismos con intenciones fraudulentas.

vINQulos

TechEye

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor