Los SMS enviados desde el extranjero serán un 60% más baratos

Acaba de aprobarse el paquete de reforma de las telecomunicaciones de la UE, que ha aumentado la tensión política entre los distintos países de la Unión Europea.

De hecho, las previsiones de la comisaria para las Telecomunicaciones, Viviane Reding no eran precisamente positivas, toda vez que no contaba con el apoyo de todos los miembros, como es el caso de Italia, Irlanda o España.

viviane_reding.jpg

Debido a estos problemas, el Consejo ha aprobado este paquete pero con importantes reducciones con respecto a la oferta inicial que propuso Reding. La explicación que daban los distintos países en discordia era que realmente se trataba de un parche ante las necesidades cambiantes del sector y que no respondía, por tanto, a las principales necesidades del mercado para los próximos años.

Según confirma Luc Chatel a Reuters, ministro francés de Industria, “hemos conseguido llegar a un acuerdo político en el Consejo de Ministros”.

De entre las novedades que se han aprobado, destaca la reducción de hasta un 60% en el coste de los mensajes SMS que se envíen desde el extranjero, así como unos precios más bajos en la transmisión de datos a través de las conexiones de banda ancha móvil actuales (GPRS). En el primer caso, los ciudadanos comunitarios que se encuentren en cualquier país de la Unión, pagarán un máximo de 11 céntimos por cada SMS, cifra que hasta ahora se situaba en los 29 céntimos de media.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor