Los términos de uso de la Xbox One piden a gritos su hackeo

ComponentesWorkspace

A veces las grandes compañías toman decisiones polémicas, pero algunos de los draconianos términos de uso de la consola pueden que hagan que su éxito sea mucho más reducido. Pasemos a ver que exigirá Microsoft a sus usuarios para que puedan jugar con su última generación de consolas.

Lo que ya se estaba rumoreando en la polémica de los juegos usados y la necesidad de tener la consola conectada para jugar offline en la Xbox One al final ha resultado cierto. Éstos son los detalles.

En cuanto a compartir juegos o tener juegos usados, parece ser que finalmente, a pesar de que se instalen en la consola, podrán prestarse e incluso venderse. Pero eso sí, éstas transferencias tienen sus limitaciones, sólo se podrá hacer con gente que esté en tu lista de amigos desde hace al menos 30 días y sólo podrás dejarles el juego una vez.

Algo realmente restrictivo y que deja todavía varias dudas para el mercado de segunda mano, que al parecer tendrá un mecanismo especial para que cada juego pueda venderse de segunda mano sólo una vez. Pero al menos, eso sí, no tendrás que pagar una cuota.

En el caso de la conexión online, ya rozamos el absurdo. Con la excusa de “verificar actualizaciones del sistema y el juego” la consola obligará a que tengamos que conectarnos al menos cada 24 horas para poder jugar offline. Peor aún en el caso de acceder a tu librería desde otra consola, que requerirá una conexión cada hora.

¿Cómo os quedáis? Posiblemente extrañados, confundidos y cabreados de estas decisiones, pero bueno, todavía queda para que recapaciten un poco.

vINQulos

Xbox

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor