Los trabajadores intoxicados en la fábrica de Apple negocian compensaciones

Empresas

La empresa ofrece unos 12.200 dólares a cada uno de los afectados.

El caso de intoxicación en una de las plantas de fabricación de Apple sigue adelante, esta vez con el intento por parte de la compañía, la taiwanesa Wintek, de compensar a los trabajadores afectados. La empresa se ha ofrecido a pagar unos 80.000 yenes (12.177 dólares) como compensación a cada uno de los trabajadores que sufrieron una intoxicación química, pero algunos de los afectados considera que no es suficiente.

La firma se ha comprometido a aumentar la cantidad si el perjuicio se prolonga. “Si ellos creen que merecen una compensación mayor, estamos dispuestos a negociarlo caso por caso”, explicó el CEO de la compañía, Jay Huang, en declaraciones que recoge Bloomberg. Wintek ha pagado ya un millón y medio de dólares a 91 trabajadores intoxicados por trabajar con un compuesto para tratar las pantallas de los componentes de Apple.

A pesar de la relevancia mediática que ha adquirido en los últimos días, el caso viene de atrás: las intoxicaciones se produjeron hace ya un año, y los empleados decidieron escribir directamente a Steve Jobs solicitando su ayuda. Un representante de Apple visitó entonces la fábrica para escuchar las demandas de los trabajadores. De los 137 afectados, 56 todavía trabajan para Wintek. Algunos renunciaron tras recibir una compensación económica más elevada de lo habitual, teniendo en cuenta que el percance les había inhabilitado para seguir trabajando.

En el informe de responsabilidad de proveedores de Apple, la compañía considera la intoxicación en Wintek una “grave violación” de la seguridad de los trabajadores y exige a Wintek que le ofrezca pruebas de haber dejado de usar el compuesto químico peligroso.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor