Los tribunales declaran ilegales las escuchas del servicio de inteligencia británico

Seguridad

Un tribunal británico ha declarado ilegales las escuchas que el GCHQ (equivalente británico a la Agencia de Seguridad Nacional) mantenía al interceptar comunicaciones de millones de ciudadanos.

Como parte del programa de espionaje en internet PRISM que quedó desvelado el pasado año con la filtración de información por Edward Snowden los servicios de inteligencia británico y estadounidense compartían la información que obtenían de su complejo sistema de interceptación de comunicaciones en Internet. Ahora un tribunal británico ha declarado ilegal la información obtenida por el GCHQ y compartida con la NSA anteriormente al año 2014 por considerar que viola la Declaración de Derechos Humanos en lo concerniente a la privacidad de las comunicaciones.

El pasado mes de diciembre el mismo tribunal declaró que la vigilancia masiva sobre las telecomunicaciones era legal pero ahora ha corregido esa valoración, siendo además la primera vez que se emite un veredicto en contra de los servicios de seguridad británicos. Se trata de un alto tribunal que es el único con jurisdicción sobre los altos órganos del Estado, lo que incluye al GCHQ y al MI5 y MI6, equivalentes británicos aproximados a la NSA, el FBI y la CIA.

La decisión del tribunal abre la puerta a que quienes sospechen que han sido espiados en sus comunicaciones puedan rellenar el formulario que se ofrece desde la web del propio tribunal para solicitar una confirmación sobre si efectivamente así ha sido.

vINQulo

The Guardian

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor