Los troyanos bancarios también se suben a la nube

CloudSeguridadVirus

En vez de instalarse completamente en el ordenador de la víctima, un nuevo tipo de malware está usando la tecnología de cloud computing para ocultar su presencia.

La nube no es sólo cosa de empresas y usuarios, que la utilizan de manera bienintencionada, también se está convirtiendo en pasto de los ciberdelincuentes.

G_Data-LogoAsí lo constata la firma de seguridad G Data que ya habla de “malware desde la nube”. Esto es, de ataques con software malicioso que camuflan parte de su estructura a través de la tecnología de cloud computing para intentar complicar aún más si cabe su detección.

¿Y qué tipo de malware se está beneficiando de esta técnica? Básicamente aquél especializado en robar información de terceros, como pueden ser los troyanos que buscan desvalijar las cuentas bancarias de sus víctimas.

La evolución de su estrategia reside en que, en vez de proceder a la instalación de todos los archivos de configuración necesarios para llevar a cabo sus tareas de espionaje y hurto en el ordenador de destino, los troyanos bancarios con sabor cloud alojan algunas de sus funciones en la nube.

Una vez más los cibercacos han aprendido a avanzar de la mano de la tecnología y ahora es el turno de los expertos de ponerle freno a sus triquiñuelas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor