Los Ultrabooks fracasan por culpa del precio

PCWorkspace

Intel ha puesto toda la carne en el asador para promocionar la nueva gama de portátiles ultradelgados Ultrabooks, pero las primeras cifras de ventas cosechadas por Acer y Asus demuestran que su elevado precio sigue siendo un obstáculo insalvable.

Cuando Intel presentó estos equipos, cuyo objetivo es combinar la potencia de un portátil con la ligereza de un tablet, prometió que el precio no superaría los 1.000 dólares. Sin embargo, a los fabricantes no les terminan de salir las cuentas y en varias ocasiones han presentado modelos que exceden ese límite de precio.

Es el caso de Asus, que ha comenzado a vender en Taiwán un modelo de 11,6 pulgadas por 1.205 dólares y otro de 13,6 pulgadas por 1.675 dólares. Por su parte Acer ha puesto a la venta en el mercado taiwanés su Aspire S3 de 11,6 pulgadas por 1.100 dólares.

Con estos precios, resulta difícil competir con los MacBook Air de Apple, una gama que ya está asentada en el mercado y que se puede adquirir desde 1.000 dólares (con pantalla de 11,6 pulgadas) o desde 1.300 dólares (con 13,6 pulgadas).

El resultado ha sido una baja demanda por parte de los consumidores, que ha obligado a Acer y Asus a revisar a la baja sus previsiones de venta de Ultrabooks.

En este sentido, ambas compañías esperaban vender entre 200.000 y 300.000 unidades para finales de año, una previsión que finalmente se ha rebajado a sólo 100.000 unidades por cada fabricante.

vINQulos

DigiTimes

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor