Los viticultores franceses confían en los satélites para mejorar sus caldos

Empresas

La tecnología, llamada Oenoview, es una combinación de fotografías aéreas e imágenes infrarrojas por satélite que permite a los productores conocer el vigor de la uva y la calidad del suelo antes de la cosecha.

Las imágenes del satélite, producidas por la consultora para la asociación vitivinícola francesa ICV y la proveedora de información geográfica Infoterra, dan a los productores información sobre el agua y la composición de la uva, entre otros factores, lo que permite una mejor gestión de la vendimia.

Oenoview se basa en un servicio ya existente para la agricultura, pero como el tamaño del terreno es más pequeño, la resolución que se necesita es mayor, según explicó Herve Poilve, director de innovación de Infoterra.

“Las bodegas que compran las uvas pueden saber la calidad y la cantidad de vino con antelación, incluso seis semanas antes de la vendimia”, aseguró Jacques Rousseau, responsable del departamento de viñas y vinos de ICV.

Además de informar sobre la posible calidad del vino, Oenoview permite agrupar las uvas por similitud y reducir el riesgo de una mala cosecha.

vINQulos
Reuters

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor