Los wearables que vienen: invisibles y sofisticados

Empresas

En 2017, el 30% de los wearables pasarán desapercibidos al ojo humano.

Se han escrito ríos de tinta sobre los wearables, del mercado que van a generar y de los miles de millones de unidades que llenarán las tiendas (virtuales y físicas) en los próximos años.

Y no parece que las predicciones hayan llegado a su fin. Gartner acaba de publicar un documento con nuevos pronósticos para este mercado. Y al menos hay uno que se sale de la tónica a lo que ya nos hemos acostumbrado.

Para 2017, el 30% de los wearables inteligentes pasarán prácticamente desapercibidos al ojo humano.

Annette Zimmermann, directora de la investigación, habla de unos prototipos en los que el mercado trabaja ya. Desde lentes de contacto inteligentes hasta la joyería inteligente. “Hay en torno a una docena de proyectos que compiten en esta área”, declara la experta.

Entre estos proyectos, hay algunos muy recientes, como el caso de Intel y Luxotica, que trabajarán juntos en la creación de gafas inteligentes con el acento en el diseño.

Pero hay otros ejemplos de startups que ya trabajan en la joyería para dispositivos inteligentes y vestibles. Se dirigen a un público femenino, con dispositivos con funcionalidades básicas y centradas en la seguridad de quien los lleva.

Cuff trabaja en pulseras con un diseño muy cuidado capaces de monitorizar la actividad y en colgantes que vibran cuando hay una notificación en el Smartphone.

Como Cuff, Artemis se centra en el mercado de wearables sofisticados que tienen además una función de seguridad. Los dispositivos son capaces de enviar alertas en caso de emergencia.

Un reciente informe de Juniper Research augura que la comercialización de wearables alcanzará los 116 millones de unidades en 2017. Espera que el mercado genere 53.200 millones de dólares en 2019.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor