Los buenos resultados de ventas no salvan a Apple de una quema bursátil

Empresas

La compañía se resiente de la revisitación del valor de sus acciones por las principales analistas de mercado.

La crisis económica está teniendo un impacto especialmente negativo en las cotizaciones de Apple.
El gigante de la manzana asistió ayer, además de al derrumbe de Wall Street, a su propio via crucis en el parqué neoyorquino.
Dos de las principales firmas analistas de mercado, RBC Capital Market y Morgan Stanley, redujeron sus previsiones de inversión y lanzaron un mensaje de aviso sobre la nueva fraguilidad del modelo de negocio de la compañía.
Apple ha conseguido unos resultados económicos espectaculares en los últimos cuatrimestres, gracias al crecimiento exponencial del número de ventas. Cada vez más, sus productos son especialmente populares y bien valorados por los usuarios.
Algunos de sus últimos lanzamientos, como el iPhone, se han convertido en un producto ‘it’, es decir, algo que todo el mundo quiere poseer.
De hecho, el iPhone 3G cuenta con una previsión de ventas de 40 millones de unidades siendo uno de los elementos clave para conseguir unos beneficios netos de más de 600 millones de euros en el Q3.
Ahora, con la crisis económica, los consumidores reducirán, previsiblemente, todos sus gastos, siendo los elementos no imprescindibles para la vida cotidiana los primeros afectados, como todos los aparatos tecnológicos.
Por ello, y tal como  explicó a Reuters una analista de Morgan Stanley,  “nos preocupa que las estimaciones de consenso no hayan sido revisitadas a la baja para reflejar la bajada de la demanda de los consumidores globales”.
Al cierre de la jornada de ayer, Apple perdía más de un 17,92 por ciento, la peor caída registrada en los últimos siete años y una de las más importantes del Nasdaq 100.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor