Los científicos trabajan en la nueva Internet

Cloud

Aunque ha llevado cuatro décadas construir la Internet que tenemos, algunas universidades, bendecidas por el gobierno de Estados Unidos, quieren acabar con ella y empezar una nueva.

La idea puede parecer inviable, incluso absurda, pero muchos creen que sólo “haciendo borrón y cuenta nueva” puede conseguirse una red segura, portable y sin todos esos límites que nos impone la que hoy conocemos.

Internet “funciona bien en muchas situaciones, pero fue diseñada con unos supuestos completamente diferentes”, explica Dipankar Raychaudhuri, profesor de la Universidad de Rutgers y responsable de tres de estos nuevos proyectos. “Es casi un milagro que aún siga funcionando bien”.

Los investigadores creen que ha llegado el momento de replantear la arquitectura de Internet, ahora que no existen impedimentos en cuanto a la velocidad de conexión, los procesadores o los costes de almacenamiento. Es hora de reemplazar el equipo de red y reescribir el software en los ordenadores para conducir mejor el tráfico futuro.

La National Science Foundation quiere construir una red de investigación experimental, conocida como GENI para el apoyo a estas iniciativas. En Europa, la Unión Europea ha decidido también prestar su apoyo a través de un programa conocido como FIRE.

Más aquí.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor