Los discos híbridos no crecen como se esperaba

Datos y Almacenamiento
0 0 3 comentarios

Los discos híbridos reducen el consumo, incrementan la vida de la batería, y lo que es más importante reducen el tiempo de arranque, o al menos eso se dijo en sus comienzos, hoy en día parece que no están teniendo una gran repercusión.

Un disco híbrido mezcla la tecnología “tradicional” con las modernas memorias flash, esta memoria flash es la caché del disco magnético, lo que debería incidir en un considerable aumento de su rendimiento.

Pero hasta ahora los discos híbridos que hemos podido ver no cumplen con las expectativas, y esto hace que las compañías estén más reticentes a la hora de invertir en ellos.

¿Dónde está el problema? La idea es bastante buena pero tiene que tener algún fallo. Según Richard New, director de investigaciones para “Hitachi Global Storage Technologies”, el problema está en la cantidad de memoria flash que están usando los fabricantes, actualmente llevan 256 Mbytes, si se utilizasen más de 4 Gbytes el incremento de rendimiento sería totalmente tangible.

Pero la pega es el precio, Joel Hagberg, director de marketing en “Fujitsu Computing Products of America”, asegura que la diferencia de tener un disco tradicional y un disco híbrido serían 21 segundos de arranque frente a los 28 segundos que tardaría uno normal, y afirma que, “yo no veo que nadie vaya a pagar por eso”.

En Western Digital después de realizar numerosos tests han llegado a la conclusión que para obtener ese rendimiento “no necesitas un disco híbrido”. Visto el panorama parece que el paso intermedio hacía los SSD no es tan interesante como lo parecía en un principio.

vINQulos
cnet news

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor