Los dispositivos 802.11n, tragones de energía

Cloud

Aunque prometen mayores velocidades de transmisión de datos, estas redes inalámbricas también cuentan con una desventaja fundamental: consumen mucha más energía que sus antecesoras.

En Network World indican que un anuncio reciente de Siemens en el que habían afirmado haber corregido problemas con el consumo de energía les hizo investigar qué problemas eran esos. Y dieron con la cifra estimada de consumo de estos dispositivos: unos nada despreciables 18 W. 

Si estas especificaciones se cumplen – por ahora no hay una versión totalmente definitiva del estándar – , habrá que tener muy en cuenta el uso de estos dispositivos si no queremos que nuestra factura eléctrica se ponga por las nubes. 

vINQulos

Network World

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor