Los fabricantes japoneses obtienen resultados económicos preocupantes en el Q3

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresas

Tanto Toshiba como Fujitsu están viendo afectados sus números por la falta de ventas en algunos productos, debido a la crisis.

La crisis financiera está afectando a los fabricantes de productos de electrónica, entre los que se encuentran Toshiba y Fujitsu. En el caso del primero se acaban de hacer públicos sus resultados para el tercer trimestre del año, con cifras muy negativas quizás debidas además de a la situación económica global, a la caída en el mercado de las memorias flash NAND y al fracaso de su formato HD-DVD frente al Blu-Ray de Sony.

Así el fabricante nipón tuvo, entre julio y septiembre, unas pérdidas por operaciones de 5,6 millones de euros, frente a los buenos resultados cosechados en el mismo período del año anterior, donde se obtuvo un beneficio de 484 millones de euros. Sus pérdidas globales durante los meses estivales habrían sido de 217 millones de euros, frente a los 202 millones de euros de beneficios obtenidos en el mismo trimestre de 2007.

Para el actual año fiscal 2008, que finalizará en marzo de 2008, Toshiba no ha modificado aún las previsiones avanzadas el mes pasado, que estimaban una caída en beneficios netos de aproximadamente un 45 por ciento respecto al ejercicio anterior, según informa Efe.

Por otro lado, Fujitsu ja rebajado un 40 por ciento su previsión de beneficios para el año fiscal 2008 también por causa de la crisis. Los resultados trimestrales del fabricante revelan que el beneficio neto de la empresa de julio a septiembre ha sido de 34 millones de euros, lo que supone un 22 por ciento menos que en los meses estivales de 2007.

El beneficio por operaciones de la empresa en este período se sitúa en 267 millones de euros, un 20 por ciento menos que en los mismos meses del año pasado.

Vistos sus números Fujitsu, ha rebajado sus previsiones. La compañía espera obtener ahora un beneficio neto anual de 486 millones de euros un 40 por ciento menos que el ejercicio anterior, y unas ventas anuales de 41.000 millones de euros, un 5,6 por ciento menos.
La compañía ha explicado en un comunicado que “se han deteriorado con rapidez” las condiciones de mercado para algunos de sus productos, como los teléfonos móviles, discos duros, computadoras y componentes electrónicos.

Autor: apayo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor