Los piratas siguen abordando el barco de YouTube

Cloud

Un año después de que el CEO de Google, Eric Schmidt, prometiese públicamente que introduciría un filtro capaz de acabar con la piratería en YouTube, el sitio sigue siendo un coladero de películas no autorizadas.

La promesa le está costando caro a Schmidt. Ejecutivos de las dos empresas de entretenimiento que proporcionan los informes a YouTube según el sistema de identificación instaurado dicen que los filtros funcionan a veces pero que no son ni mucho menos perfectos. Estas mismas fuentes aseguran que los responsables de este sistema siguen probándolo y ajustándolo.

YouTube es más optimista, claro. “Desde que lanzamos en octubre nuestro sistema de Identificación de Vídeo, los resultados han sido magníficos. Más de 100 creadores de contenido independientes están utilizando ya Video ID para gestionar sus contenidos. Muchos lo encuentran muy útil para generar beneficios y exponer sus contenidos en Internet”.

Pero lo cierto es que de cara al exterior, las cosas han cambiado muy poco en YouTube. Siguen existiendo muchos vídeos de películas y programas de televisión producidos tanto por pequeñas empresas como por grandes estudios cinematográficos.

Pero claro, la identificación de los vídeos no es fácil. Cada minuto se carga en YouTube 10 horas de vídeo. Tanta cantidad de cinta es difícil de vigilar pero además, para que el sistema pueda saber si se trata de copias piratas o no, debe obtener una copia en alta calidad con la que poder crear una huella digital de la película. Lo ideal sería que un sistema automatizado reconociese las copias no autorizadas en el momento de ser cargadas en YouTube.

Algo que, por el momento, no existe.

vINQulos
CNet News

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor