Los portátiles en los aviones: una bomba a punto de estallar

Movilidad

El peligro de que las baterías de litio exploten en un avión es real y parece que han hecho falta las fotos de portátiles Dell chamuscados circulando por la red para que se tomen medidas al respecto.

El Wall Street Journal apunta hoy que la comisión estadounidense para la seguridad en los productos de consumo ha admitido la documentación de los 339 casos de baterías de litio e ión-litio de los portátiles “sobrecalentándose, emitiendo humo o explotando desde el 2003.”

O quizás ha convencido más el hecho de que la Administración de Aviación Federal haya registrado 60 accidentes de este tipo en aviones o aeropuertos desde 1991.

En los últimos dos años, se han producido seis incidentes en aviones, entre ellos cinco fuegos más un sobrecalentamiento que “tuvo que ser controlado con manoplas para horno”.

El periódico relata el caso del vuelo Lufthansa 435 que salía del aeropuerto de Chicago con destino a Munich. Antes de despegar, unos pasajeros avisaron a la tripulación de que salía humo del portaequipajes. El maletín con el portátil en llamas tuvo que ser sacado del avión. Los investigadores descubrieron dentro un portátil y un paquete de seis baterías de ión-litio fundidas. El propietario confesó que las baterías no eran oficiales y que las había comprado en eBay.

Después de una serie de casos como este, las baterías no recargables de litio fueron prohibidas en el 2004.

Por otro lado, los fabricantes han remplazado más de dos millones de baterías recargables para portátiles, móviles, reproductores portátiles de DVD, cámaras digitales, etc, desde 2003. Esto incluye las 300.700 baterías de portátil remplazadas desde mayo del 2005.

vINQulos
Dell, preparado para retirar más baterías
Por qué se incendian los portátiles
Noticia original

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor