Los últimos ladridos de Lycos

Empresas

La rama europea del buscador del perro vende a su hermana americana su nombre comercial.

Hubo un momento, anterior al estallido de la burbuja puntocom, en el que Lycos era uno de los portales de búsquedas más prometedores del panorama empresarial virtual. Ahora, años después de la ruptura de la burbuja y en medio de otra crisis económica, el buscador del perro, su mascota, da sus últimos coletazos, o sus últimos ladridos, en Europa.
En marzo, el portal cerró parte de sus servicios en el Viejo Continente en un fin de semana. El servicio de webhosting, Lycos Mail y LOVE@LYCOS dejaron de estar operativos. Era el último penúltimo episodio de la caída del negocio.
Ahora, tres meses más tarde, vuelve a producirse el último canto de sirena de la herramienta. La sección europea de la casa está vendiendo a la americana los nombres (y por tanto la marca comercial) de Lycos, Tripod, Angelfire y Hotbot, denominaciones, por otra parte, que la entidad había renovado con la sección de Estados Unidos hace dos años por 5,2 millones de dólares (3,6 millones de euros), como apunta PaidContent.
La marca volvería así a su detentor original, como recuerda el portal, aunque éste ya utiliza otra denominación comercial, Jubii. El desmantelamiento de Lycos Europa continúa además por otras ramas. Según PaidContent, el editor alemán Hubert Burda Media ha comprado Lycos iQ mientras otras divisiones siguen dando tumbos en el mercado europeo.
El último ladrido de Lycos se repite, una vez más… El buscador estrella de los noventa continúa en agonía.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor