Luz verde internacional al uso de los 700 MHz para servicios móviles

Movilidad

La semana pasada tuvo lugar en Ginebra la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones. Entre otras cuestiones se habló de la franja de frecuencia inalámbrica que quedará libre a partir de enero y los 150 países representados allí acabaron dándole su bendición.

La intención de empresas como Google, Apple o Yahoo de apostar grandes cantidades de dinero para obtener las licencias demuestra, en parte, su confianza en un mercado global destinado a servicios en una parte concreta del espectro, la versátil banda de los 700 MHz, que quedará libre a partir de enero.

Esta confianza tiene mucho que ver con que la semana pasada, ciento cincuenta países dieran luz verde al proyecto. Google ya ha declarado que apostará por una licencia inalámbrica en Estados Unidos, aunque la solicitud no se hará oficial hasta diciembre.

El consenso alcanzado en la conferencia hará también que esta confianza se extienda a los demás países. La conferencia estableció que los países pudiesen utilizar la banda de los 700 megahercios para servicios de banda ancha inalámbrica como móviles, TV móvil y WiMax, aunque cada país elegirá su momento de otorgar las licencias.

Pero no todo el mundo salió satisfecho de esta conferencia auspiciada por la International Telecommunication Union. La European Broadcasting Union, por ejemplo, pareció desilusionada de que la agencia de telecomunicaciones decidiese permitir los servicios móviles en bandas UHF antes de saber los efectos de interferencia que pueden provocar en la señal de televisión digital. La organización europea había solicitado a la conferencia que estudiase las consecuencias y que esperase hasta la próxima reunión, en 2011, para tomar esa decisión.

Sin embargo, la presión de las organizaciones estadounidenses se hizo sentir, y al final se consiguió dar el visto bueno.

Más información aquí.  

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor