Francia experimenta nuevo sistema de pago por móvil

OperadoresRedes

El proyecto de teléfono móvil-monedero avanza en Francia por la decisión de
sus promotores de ampliar el test en curso.

El banco
Crédit
Mutuel
y el segundo operador francés de telefonía móvil
SFR han anunciado que en la
fase de prueba se pasará de los 200 usuarios actuales a 500 y a 120 comercios en
Estrasburgo (este), antes de lanzarse en Caen (noroeste) el próximo octubre.

“Este nuevo modo de pago puede revolucionar nuestras costumbres de aquí al
2009”, vaticina un responsable de Crédit Mutiel, Antoine Contreras, en el
dominical “Le Parisien-Dimanche”.

La apuesta se basa en el hecho de que ahora hay 43 millones de teléfonos
móviles en servicio en Francia, frente a 35 millones de tarjetas de débito o
crédito.

El teléfono móvil-monedero está equipado con dos chips electrónicos: una
tarjeta SIM que integra las funciones de una tarjeta bancaria y otra de contacto
que permite al teléfono ser reconocido por un lector sin que haya un contacto
físico.

Para dejar espacio a la antena, se ha reducido el tamaño de la batería, con
lo que la cargad del móvil sólo dura dos días, pero los técnicos trabajan en
solventar este punto.

Y, en el ámbito comercial, los bancos y los operadores de móviles están
elaborando un estándar de “pago M”, es decir, el pago por móvil, según un
responsable de SFR. El objetivo es que el usuario pueda utilizar el nuevo
aparato en todas partes y no sólo en los comercios que tengan el mismo banco que
el cliente.

El manejo del nuevo aparato es muy fácil: el cliente lo acerca a un lector.
En la pantalla aparece el monto de la transacción. Le basta al usuario marcar su
código confidencial bancario antes de pasar de nuevo el teléfono ante el lector
para validar la operación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor