MAB: una alternativa para las empresas en expansión

Empresas

El Mercado Alternativo Bursátil ofrece una regulación y unos costes diseñados a la medida de compañías con una escasa capitalización.

Medcomtech es el recién llegado. Unos días antes se estrenó Gowex y el año pasado debutaron Zinkia Entertainment e Imaginarium. No son los socios de un elitista club de empresas sino los miembros del prometedor Mercado Alternativo Bursátil.

El MAB se está convirtiendo en la alternativa a la financiación de las empresas en un contexto económico complicado para su desarrollo. La apuesta parece funcionar: Medcomtech logró en su debut bursátil hace dos semanas un alza del 29,8%, lo que lo convierte en el mejor estreno desde 2000.

El MAB surgió en febrero de 2006 como un mercado dedicado a empresas en expansión que se caracterizan por una escasa capitalización. Gracias a este mercado, este tipo de empresas disponen de una regulación más favorable y unos costes a su medida.

En unos momentos caracterizados por la dificultad de acceso al crédito, el MAB es una opción para obtener financiación mediante recursos propios. Gracias a esta financiación, una empresa puede aportar flexibilidad, solidez y reducir el riesgo financiero. Para una empresa en expansión resulta muy oportuna la ampliación de capital en el momento de su salida al mercado.

Según Jesús González Nieto, vicepresidente del MAB, gracias a este mercado se está dando la “apertura a las empresas pequeñas de una financiación vía ampliación de capital en el mercado”. Se trata de una “fórmula que tradicionalmente se había destinado sólo a empresas grandes”.

Cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil también permite incrementar la notoriedad de la empresa. Gracias a las herramientas que ofrece el mercado de valores, se logra aumentar el prestigio de la compañía y consolidar su imagen de marca. Además, la posibilidad de que el mercado fije el precio de las acciones aporta una valiosa referencia para sus gestores.

En definitiva, cotizar en este mercado permite acceder a los recursos y posibilidades que ofrecen los inversores.

Requisitos

Cualquier sociedad anónima europea o latinoamericana puede cotizar en el MAB, siempre que cumpla con una serie de requisitos. Según Bolsas y Mercados Españoles (BME), las empresas han de tener su capital social totalmente desembolsado y sus cuentas auditadas según los estándares nacionales o internacionales.


Una de las principales ventajas de la adhesión al MAB son sus requisitos financieros. Para cotizar en este mercado, basta con que el valor de las acciones no sea inferior a los 2 millones de euros.

La transparencia y la información son dos compromisos fundamentales que las empresas han de adquirir con el MAB. Para lograrlo, dos figuras permiten a las compañías desenvolverse adecuadamente en el nuevo mercado. Por un lado, el asesor registrado asesora a las empresas para que cumplan con el compromiso de suministro de información del MAB. Por otra parte, el proveedor de liquidez ayuda a que el precio de las acciones sea lo mas eficiente posible mientras que le proporciona liquidez.

Incentivos

Las distintas administraciones están incentivado la incorporación a este mercado. Desde el Ministerio de Industria se apoya la adhesión de las pymes al MAB gracias a una línea de financiación. A través de la Empresa Nacional de Innovación (ENISA), se conceden préstamos de hasta 1,5 millones de euros a dos años y sin intereses. Su objetivo es ayudar a las empresas de mediana capitalización a hacer frente a los gastos de su salida al MAB.

Desde las comunidades autónomas también se pretende apoyar la apuesta por este mercado. La Comunidad de Madrid, por ejemplo, subvenciona hasta la mitad de los costes de tramitación del acceso al MAB, siempre y cuando no superen los 80.000 euros.

Por su parte, la Generalitat de Cataluña incentiva la inversión en este mercado. Los inversores podrán deducirse del 20% de las cantidades suscritas en las ampliaciones de empresas catalanas cotizadas en el Mercado Alternativo Bursátil.

Los responsables del MAB inciden el buen estado de forma de este mercado y subrayan su proyección de cara al futuro. El presidente del MAB, Antonio Giralt, señala que la consolidación del mercado que dirige se está dando con una “regularidad e intensidad satisfactorias”. Giralt se muestra optimista porque nuevas empresas están llegando a acuerdos societarios “para su incorporación en los próximos meses”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor