Madrid concienciará al ciudadano sobre la importacia de las tecnologías verdes

CloudGreen-ITInnovaciónProyectos

En la muestra se explicará cómo se puede hacer un uso más ecológico de los equipos y dispositivos con el objetivo de reducir su consumo energético. Los usuarios cada vez se deciden más por productos “verdes”, según un estudio de Toshiba.

Toshiba e Intel, con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid, organizarán una muestra sobre tecnologías verdes en la Plaza del Museo Reina Sofía entre el 16 y el 19 de septiembre con el objetivo de concienciar a los ciudadanos de las ventajas del uso sostenible de la informática.

Unas burbujas “EcoTecno” mostrarán cómo es posible hacer un uso más ecológico de los equipos y dispositivos tecnológicos para, de este modo, reducir su consumo energético. En estas instalaciones se podrá observar un software que supervisa preventivamente las funciones y componentes de un portátil.

Los usuarios podrán asistir a una demostración que explicará cómo es posible reducir a la mitad el gasto de energía de un notebook pulsando un botón. Al mismo tiempo, se proporcionará una serie de reglas para reciclar basura tecnológica.

greenit10.jpg

En los últimos tiempos, ha crecido el interés de la ciudadanía por el desarrollo sostenible y los equipos que cuentan con capacidades que frenan el impacto medioambiental. Según un estudio realizado por Toshiba, los consumidores europeos consideran importante el componente “verde”, un elemento bastante importante en su decisión de compra.

De este modo, el fabricante japonés se ha comprometido a reducir a la mitad las emisiones de sus productos y procesos productivos de cara a 2010. Para ello, tiene previsto que este año el 50% de los dispositivos que venda no contengan 15 sustancias consideradas contaminantes.

A su vez, también trabaja en el rendimiento energético, lo que le permitirá reducir más de 6,3 millones de toneladas de CO2 con respecto a 2000.

Intel también trabaja en la consecución de sus objetivos verdes. Prueba de ello es el cambio para dejar de utilizar plomo y halógeno y la inversión de más de 23 millones de dólares en proyectos para una mayor eficiencia energética y para la conservación de la energía.

Autor:
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor