Malestar en China por los rumores de que WeChat cobrará a los usuarios

Movilidad

Considerado como el equivalente de WhatsApp en China, el anuncio de que esta aplicación gratuita comenzaría a ser de pago ha desatado una auténtica indignación entre sus 300 millones de usuarios.

La aplicación fue creada hace dos años por Tencent, una de las mayores empresas del sector, y desde entonces ha conseguido superar los tres centenares de millones de usuarios que la emplean para enviar mensajes de voz, texto, compartir fotografías… todo hasta ahora de manera gratuita.

Recientemente las tres mayores compañías telefónicas del país mantuvieron una reunión con el Ministro de Industria y Tecnología de la Información para tratar de llegar a un acuerdo por el que se cobre alguna cantidad a los usuarios de WeChat que compense los ingresos que dejan de obtener los operadores telefónicos.

Cuando el contenido de la reunión se dio a conocer las acciones de Tencent descendieron un 1,5 % y la opinión pública reaccionó airadamente, especialmente los usuarios de Weibo, la otra red social de seguimiento masivo en China al ver en esta circunstancia una potencial amenaza para el resto de aplicaciones similares, que también podrían ver cómo se les aplica el cargo de una cantidad, desapareciendo así el carácter gratuito que mantenían hasta ahora.

Por encima del malestar de los usuarios es importante destacar el importante desafío para los operadores telefónicos que se enfrentan en China (como en otras partes con herramientas similares, como puede suceder con WhatsApp o Line) a una importante merma en sus ingresos dado que aplicaciones como esta ofrecen una alternativa gratuita a algunos de los servicios que ellas ofrecen bajo pago.

Las compañías telefónicas se escudan para defender su postura en que las líneas de datos se saturan por el elevado tráfico que generan estas aplicaciones. Además está la cuestión del paralelismo que esta situación pueda llegar a tener en otros países donde la situación se repite, como hemos podido comprobar en España en fechas recientes con el revuelo organizado cuando se rumoreó que WhatsApp pasaría a ser una aplicación de pago, lo que por otra parte propició que un rival, Line, alcanzase una gran notoriedad al hacer gala de su gratuidad.

vINQulo

The Wall Street Journal

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor