El malware creció un 127% el año pasado

SeguridadVirus

Panda denuncia una ‘epidemia silenciosa’ y asegura que el año pasado se
produjo un cambio en la estrategia de creación y distribución de malware que
generó una falsa sensación de seguridad.

La cantidad de detecciones de malware en 2006 creció un 172% respecto a 2005
según el informe anual que ha hecho público Panda Software.

Este estudio señala que durante el año pasado se generó una falsa sensación
de seguridad, provocada por la desaparición paulatina de las infecciones masivas
y el cambio en la estrategia de creación y distribución del malware.

Por un lado, los creadores de amenazas están generando una gran cantidad de
éstas para intentar saturar los laboratorios de los fabricantes de seguridad
informática, al mismo tiempo, aprovechan esta situación para elaborar un malware
específico y dirigido que pasa desapercibido para la gran mayoría de las
soluciones de seguridad actuales. Es lo que se podría llamar ?epidemia
silenciosa?.

Este cambio a la hora de actuar ha propiciado que en estos momentos exista
más malware que nunca. De las nuevas creaciones, el mayor número corresponde a
los tipo troyano, con un 57,6%. Observando la tendencia de los últimos meses es
inmediato pronosticar que este tipo de amenaza seguirá su crecimiento de forma
implacable durante 2007. La razón fundamental es que su forma de distribución es
muy ventajosa, ya que es silenciosa y propicia para realizar ataques dirigidos.

La aparición de ejemplares híbridos en este terreno es una de las tendencias
que se han asentado en 2006. Esas apariciones continuarán creciendo en 2007. La
fusión de los gusanos o los troyanos con los rootkits son un ejemplo de esta
tendencia. Esto hará que la distinción entre las distintas familias sea más
difícil de establecer en el futuro.

Previsiones para 2007

Según Panda, puesto que los beneficios económicos siguen siendo el último fin
que persiguen los ciberdelincuentes, es lógico pensar que las tendencias del año
pasado sigan incrementándose exponencialmente.

Así pues, el 90% del correo electrónico seguirá siendo considerado como spam,
más aún mientras las compras de productos y servicios anunciados a través de
este tipo de correo sigan obteniendo resultados.

Durante 2006 los hackers descubrieron en el uso generalizado de dispositivos
móviles, reproductores Mp3, PDAs, etc?una forma de ataque mediante el envío de
códigos maliciosos, lo que puede conducir a una pérdida económica grande y a un
cambio de imagen para las operadoras de estas tecnologías. Evidentemente esta
forma de efectuar el fraude seguirá aumentando durante 2007, hasta el punto de
que el smishing, variante móvil de phishing, ya ha causado su primer daño en
EEUU con un gran número de clientes afectados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor