Se ha detectado más malware móvil en 2016 que en los once años anteriores

MovilidadSeguridadVirus

Así lo desvela Kaspersky Lab, que cree que “en 2017 podremos ver ataques más importantes a componentes del IoT lanzados desde dispositivos móviles”.

“El último año ha superado el volumen de malware móvil detectado en los once anteriores”. Así lo advierte la compañía de seguridad Kaspersky Lab, que ha hecho un repaso de lo sucedido a nivel de protección móvil a lo largo de 2016.

Según ha desvelado, hubo unos 40 millones de tentativas de ataque a algo más de 4 millones de usuarios Android. Al menos éstas son las cifras que se derivan de la actividad de sus propios productos de seguridad para dispositivos móviles.

Un tipo de malware con presencia notable a día de hoy es el troyano publicitario. De hecho, ya es el troyano móvil más extendido al ocupar 16 de las plazas del top 20 de malware para 2016. Una de sus versiones fue la de supuesta guía de Pokémon GO que acabó siendo descargada de Google Play medio millón de veces.

Mientras, los troyanos de banca móvil se extendieron por 164 países, sobre todo por Rusia, Australia y Ucrania, para afectar a unos 305.000 usuarios. Ha habido actuaciones de más de 128.000 troyanos de banca móvil, hasta 1,6 veces más que en 2015.

Cabe destacar asimismo el auge a lo largo de 2016 del ransomware móvil, que llegó a atacar a 153.258 usuarios de 167 países diferentes. Esto también sería 1,6 veces que el año anterior. Kaspersky Lab dice que se detectaron más de 260.000 paquetes de instalación de troyanos de ransomware, lo que significa 8,5 veces más.

“En 2016, el número de troyanos capaces de explotar los derechos de superusuario no ha parado de crecer. A lo largo de todo el año este tipo de troyanos ha sido la principal amenaza, y no vemos ningún signo que nos haga pensar que la tendencia vaya a cambiar”, comenta Roman Unuchek, analista sénior de malware en Kaspersky Lab USA. “Los cibercriminales están aprovechando el hecho de que la mayoría de los dispositivos no actualizan sus sistemas operativos, o lo hacen muy tarde, lo que les hace vulnerables, incluso ante aquellas amenazas antiguas, viejas conocidas y de fácil acceso”.

“Además”, añade Unuchek, “hemos visto como el escenario móvil se está saturando, por lo que los cibercriminales están empezando a interactuar más allá del mundo del smartphone. Quizás en 2017 podremos ver ataques más importantes a componentes del IoT lanzados desde dispositivos móviles”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor