Mandriva espera un milagro de última hora para sobrevivir

Open SourceSoftware

La empresa francesa Mandriva podría declararse en quiebra durante este mes de enero, una decisión que de hacerse realidad significaría el final de la popular distro de Linux.

Dominic Loucogain, CEO de Mandriva, envío una carta a los accionistas de su empresa el 23 de diciembre en la que explicaba la delicada situación que atraviesan las finanzas de la compañía.

Según parece, LinLux, firma que posee el 42 por ciento de las acciones de Mandriva, rechazó en la junta de accionistas del pasado 5 de diciembre los distintos planes que se presentaron para lograr inyectar capital a la compañía.

Por desgracia, el hecho de que no se llegara a aprobar ninguna solución para el problema de financiación, ha implicado un ultimatum de TownArea, el otro accionista relevante en Mandriva, que terminará con su apoyo económico a la empresa si no se arregla el tema.

Lo cierto es que una de las opciones que no aceptaron los accionistas de Mandriva implicaba que la firma de inversión TownArea pusiera todo el capital necesario de forma individual.

La carta publicada por Loucogain asegura que no les quedará más remedio que declararse en bancarrota el próximo 16 de enero si para esa fecha no logran el capital necesario para mantenerse con vida.

vINQulos

h-online

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor