María Garaña, directiva del año en tiempos de crisis

Empresas

La directiva acaba de hacerse con el galardón a la directiva del años de Fedepe y Silicon News hace balance de sus casi seis primeros meses de mandato.

La Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas y Profesionales y Empresarias (Fedepe) acaba de nombrar a María Garaña como directiva del año en la XVII edición de sus premios.
La presidenta de Microsoft Ibérica se une a la fundadora de Castillo de Canena Olive Juice y presidenta de QYDATE Salud y Bienestar, Rosa Mª Vañó, y a la directora de RRHH de El Corte Inglés, Carmen Moreno, en la lista de premiadas de la presente edición.
El jurado subraya, de este modo, la contribución de estas mujeres en aumentar la visibilidad de las directivas y su trayectoria durante el último año.
Tiempo crisis
La máxima responsable de Microsoft Ibérica ve reconocida así su trayectoria al frente de la compañía, puesto al que llegó el pasado mes de junio en “un día muy importante para mí, porque vuelvo a casa”.
Garaña asumió el mando de la compañía en momento difícil por el contexto circundante. Se empezaba a hablar de crisis y de desaceleración en EEUU, lo que no ponía nada fáciles las cosas en la partida.
“Vengo de Latinoamérica, donde los momentos complicados son casi la forma normal de operar”, explicaba Garaña en una entrevista para El Periódico de Catalunya. “Estamos en un sector donde en tiempos de crisis pensamos que podemos marcar la diferencia.”
Casi seis meses más tarde, la directiva se reafirma. “Como líderes en el sector de tecnologías de la información, tenemos la obligación de dar un mensaje de confianza y optimismo”, recoge Tiempo.
Garaña retoma, por tanto, en la voluntad de crecimiento de su grupo y apunta una cifra bastante alta: un 10 por ciento anual.
Perfil discreto
María Garaña ha mantenido en estos primeros meses un perfil público bajo. El parón habitual del verano podría ser la causa, pero tras el inicio del curso empresarial en septiembre tampoco ha aumentado la actividad pública de la directiva.
¿Significa esto que Garaña esté de brazos cruzados? En principio, ni mucho menos. Los últimos seis meses han ajustado a Microsoft Ibérica a las necesidades de su mercado. Una nueva directora de marketig o un nuevo director de industria son algunas de las incorporaciones a la cúpula directiva de la compañía. Además, Garaña ha firmado un acuerdo con Abertis y ha asumido los nuevos restos del mercado.
Rosa María García, la responsable saliente, no sólo era una presidenta carismática, sino que además era de una especial eficacia. En sus tres años al frente de la compañía, había conseguido multiplicar por tres la facturación.
“Me he encontrado con una gestión que va muy bien y con un equipo estupendo”, reconocía Garaña en su presentación ante los medios, en un atestado salón del hotel Ritz. La continuidad iba a ser, o eso aseguraba, la tónica dominante de su mandato. ¿Conseguirá, aún así, desligarse de su predecesora y brillar con luz propia? Puede que este premio sea el primer paso para ello.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor