Mark Pincus: la historia de una ambición

Empresas

El CEO de Zynga tiene 45 años, el doble que la mayoría de directivos de las firmas TIC más punteras; la experiencia acumulada es para muchos, su gran baza.

Eric Schmidt se refiere a él como un negociador “temible”. Su perseverancia y ambición se han dejado notar en su historia vital. Mark Pincus, CEO de Zynga, tiene 45 años, más que la mayoría de los directivos de las empresas más punteras de Silicon Valley. La experiencia acumulada, su apetito de éxito y su visión pragmática de negocio han ido perfeccionándose en cada paso que ha dado. Ahora es el momento de demostrar lo aprendido con la salida a bolsa de Zynga.

Su destreza negociadora se ha dejado notar entre los gigantes tech. Pincus convenció a Zuckerberg de la integración de juegos sociales en la red social y de la venta de bienes virtuales como un negocio prometedor. El CEO de Facebook asevera que ha aprendido de él la capacidad de lidiar con el dolor de cualquier golpe, que valía para impulsar a seguir el camino.

Pincus ha creado cinco empresas e invertido en muchas más durante las últimas dos décadas; la experiencia es sin duda un punto a su favor. La capacidad de negociación y la observación analítica del entorno son dos cualidades más que trabajadas para él. Zynga es para muchos, la culminación de las lecciones aprendidas.

El propio Pincus ha admitido haber llevado a cabo todo tipo de “cosas horribles” para obtener ingresos. Por ejemplo, daba a los usuarios créditos virtuales a cambio de una descarga de software difícil de eliminar del PC. Recientemente, ex empleados de Zynga acusaron a Pincus de haber obligado a algunos trabajadores con derechos sobre acciones la devolución de las mismas. Si no lo hacían se enfrentarían a un despido.

Para Pincus el fin justifica los medios, al menos en los negocios. Cuando el fin es rentable, de nada sirve detenerse en los medios. “Mark no ha llegado hasta donde está por ser un blandengue”, asevera un inversor de la firma, recoge Bloomberg.

A pesar de las pérdidas registradas  en los últimos ejercicios fiscales (en gran parte por adquisiciones que elevaron los costes), los analistas recuerdan que Zynga es rentable. El modelo de negocio que presenta es, a diferencia de otras recientes salidas a bolsa, rentable.

Zynga tiene a su favor un líder con una gran visión de una compañía social. Además de sus estudios de Economía y Negocios, Pincus ha invertido en numerosas empresas sociales que resultaron rentables un día. Su carácter de negociador temible, como se referiría a él Eric Schmidt, y su perseverancia, impulsarán a ciencia cierta la salida a bolsa de Zynga. La clave será, como apuntan los analistas, observar cómo se mantiene el modelo a largo plazo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor