Más de la mitad de los móviles españoles de segunda mano contiene información de su antiguo dueño

MovilidadSeguridad

Los usuarios que se deshacen de su terminal de forma voluntaria, regalándolo o vendiéndolo, se olvidan de borrar contraseñas de email y redes sociales en un 70% de los casos y mensajes de texto, contactos y fotos en un 30%.

El 55% de los usuarios móviles españoles se deshace de su terminal, vendiéndolo, regalándolo o simplemente perdiéndolo, sin aplicar medidas de seguridad para el borrado de datos personales o el bloqueo antirrobo. En el caso de los que se deshacen de él de forma voluntaria, las cifras bajan hasta el 30% para los que olvidaron eliminar SMS, contactos y fotos y aumentan hasta el 70% para los que no borraron nombre de usuario y contraseña de acceso a sus cuentas de correo electrónico y redes sociales.

Son datos de un informe sobre riesgo de robo de identidad a través del teléfono móvil realizado por CPP Protección y Servicios de Asistencia, que hace especial hincapié en el riesgo de usar Internet en los teléfonos inteligentes de hoy en día.

    La mitad de los españoles no lee los términos y condiciones de uso de las aplicaciones que se descarga
La mitad de los españoles no lee los términos y condiciones de uso de las aplicaciones que se descarga

Y es que los descuidos se pueden pagar caros: uno de cada tres compradores de móviles de segunda mano asegura haber encontrado información de su antiguo dueño, y ésta está se refiere a tarjetas de crédito y cuentas bancarias un 5% de las veces.

Las posibilidades de que alguien pueda hacerse con este tipo de datos se incrementan al navegar a través de conexiones Wi-Fi inseguras (cosa que hace hasta el 42% de los españoles), al pagar con el móvil o acceder a la banca online. De hecho, a pesar de que casi la cuarta parte de los propietarios de smartphones declara haber sufrido algún tipo de malware, sólo el 50% utiliza contraseñas alfanuméricas y el 15% instala programas antivirus.

CPP considera preocupante que la mitad de los encuestados haya enviado información sensible a través de mensajes de texto, de correo electrónico o de sus perfiles en redes sociales, y que uno de cada diez apunte números PIN de tarjetas, de cuentas bancarias o del DNI en algún apartado de su teléfono.

Para evitar sustos, se recomienda mantener actualizado el sistema operativo, activar el bloqueo automático y apagar las conexiones Wi-Fi o bluetooth cuando no se están utilizando. Si se decide vender el terminal, es imprescindible realizar un reseteo a los valores de fábrica, retirar la tarjeta SIM, borrar contraseñas y cerrar sesión en todas las aplicaciones.

Más información en Silicon News.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor