Más del 80% de la capacidad de los servidores x86 no está siendo utilizada

CloudDatacenterEmpresasProveedor de ServiciosProyectosRedesVirtualización

Un estudio de Gartner pone de manifiesto la baja eficiencia computacional que la arquitectura x86 ofrece a día de hoy, aunque la clave para aumentarla se encuentra en la adopción masiva de la virtualización.

La virtualización será la clave para mejorar los problemas de eficacia que actualmente experimenta la arquitectura x86 en el mercado de servidores. Es uno de los mensajes que da Gartner en un informe elaborado para estudiar las claves que giran en torno a la virtualización, donde más del 80% de las organizaciones tienen programado desplegarla en sus infraestructuras, pero donde sólo el 25% de sus cargas de trabajo se están llevando a cabo en una máquina virtual.

“La virtualización seguirá siendo una de las tecnologías de mayor impacto para resolver los problemas actuales hasta 2015, cambiando la forma de administrar, desplegar, planificar y también cómo y qué se compra en las empresas a nivel de infraestructuras”, se indica en el informe elaborado por Gartner.

La virtualización promete mejorar la capacidad computacional de los servidores x86
La virtualización promete mejorar la capacidad computacional de los servidores x86

“Es la tecnología que liderará la eficiencia en TI desde todos los puntos de vista, desde el diseño del centro de datos a la modernización de la infraestructura y las aplicaciones, pasando por las actualizaciones de las plataformas. Sin embargo, la virtualización requiere de una mínima inversión”.

En el caso de la arquitectura x86 los motivos para adoptar la virtualización son aún más claros. Según la analista, el mercado de servidores a nivel mundial está compuesto en un 90% por máquinas con esta modelo computacional, pero donde sólo se suele ejecutar una aplicación por servidor. Esto supone perder entre un 80 y un 90 por cien de la capacidad de total en cada momento.

La virtualización promete mejorar esta importante deficiencia, pero también conseguir despliegues más rápidos, reducir los tiempos de caída de los servidores, mejorar la recuperación de desastres, etc.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor