Más detalles sobre Project Ara y su tecnología

Cloud
0 0 2 comentarios

Si os estabais preguntando como funcionan los smartphones de Project Ara con más detalle, estáis de enhorabuena, a continuación os vamos a explicar bastantes detalles técnicos de este magnífico smartphone modular.

Project Ara

Por si no lo sabíais ya, Project Ara llegará a las tiendas en enero de 2015, y aunque en un principio se indica que costaría 50 dólares, todavía no está muy claro si ese será el precio final o lo que Google estima que costaría el modelo básico.

Este modelo contaría con un “endo”, base donde se conectan todos los módulos, que costaría 15 dólares. La pantalla saldría por otros 15, el módulo Wi-Fi por 5, la batería por otros 5 y por último el SoC y la RAM por 10, siendo el procesador del prototipo por ahora un TI OMAP 4460, aunque la versión final probablemente sea más potente.

Habrá 3 endos de tamaños diferentes: Mini, 45 x 118 x 9,7 mm y 2 x 5 módulos traseros, medium, 68 x 141 x 9,7 mm y 3 x 6 módulos, y Large, 91 x 164 x 9,7 mm y 4 x 7 módulos. Dichos módulos vendrán en formatos 1 x 1, 1 x 2 y 2 x 2. Las conexiones de los módulos con el endo son UniPro, estándar creado por la MIPI Alliance y con la especificación M-PHY, para evitar el desgaste de los contactos.

Además, se conectan por imanes electropermanentes, que permiten activar y desactivar el imán con tan sólo un breve impulso eléctrico, lo que hacen que no gasten y puedan bloquearse y desbloquearse fácilmente sin partes mecánicas complejas.

Por último, aunque llevará Android, no será Android normal, como ya se estaba rumoreando por el tema de los drivers, sino que será un fork especial para Project Ara, lo que permitirá un sistema operativo móvil mucho más abierto y preparado para experimentar y en el compañero perfecto para proyectos con Arduino o Raspberry Pi.

Eso sí, la modularidad de Project Ara tiene un precio, que probablemente será un 25% mayor que otros smartphones debido a los espacios para los conectores y carcasas. Se estima que en los módulos, sólo el 40% del espacio estará disponible para los desarrolladores, siendo el resto ocupado para los componentes esenciales.

Con todo esto, sin duda Project Ara se convertirá en el smartphone del movimiento Maker, aunque está claro que para no desaparecer necesitará que también sea atractivo para el resto de usuarios.  ¿Podrá el consumo responsable de la modularidad ganarle la batalla a la voracidad de sacar nuevos terminales cada pocos meses?

vINQulos

ArsTecnica

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor