Más países asiáticos se unen a la batalla legal contra Uber

Empresas

Mientras tanto, jugadores locales han empezado a moverse en la misma dirección que la compañía estadounidense para entrar a competir.

A medida que la compañía estadounidense de taxis particulares busca su expansión mundial, cada vez más países asiáticos se suman a la tendencia internacional de poner trabas a su servicio.

En Corea del Sur el CEO de Uber, Travis Kalanick, se enfrenta a una amenaza de cárcel por violar las leyes locales de transporte y ayer la Comisión de Comunicaciones Surcoreana (KCC) anunció acciones contra la empresa por haber operado sin el permiso oficial.

La batalla legal contra Uber se extiende a otros mercados de la región como India, Tailandia, Indonesia, Vietnam o Filipinas. En este último, el pasado mes de octubre el regulador nacional de transporte lanzó una operación encubierta en la ciudad de Manila, donde los conductores recibieron multas de 4.400 dólares y la incautación de su vehículo, como recoge CNet.

Por otro lado, pese a la encrucijada contra la compañía estadounidense, los jugadores locales han empezado a moverse en la misma dirección.

Este ha sido el caso de Line, que ha presentado su servicio Line Taxi en la ciudad de Tokio mediante una alianza estratégica con el operador local del taxi Nihon Hotsu, o el propio gigante surcoreano de TI Daum Kakao, que acaba de estrenar su aplicación Kakao Taxi en competencia directa con Uber.

Uber tendrá que trabajar rápido para apaciguar a los reguladores asiáticos y vencer a estos competidores locales.

Mientras tanto, ya existen otros países del entorno en los que cuenta con apoyo, como Malasia o Singapur, que ha puesto en marcha un marco regulador para las aplicaciones de taxi.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor