Nuevos pasos en la irrupción de Google Glass

CloudEmpresas

Además de darse a conocer las características técnicas y algunos datos sobre su uso, seguridad y privacidad, se ha liberado el código fuente para su implantación.

Gracias a las gafas de realidad aumentada, los usuarios podrán tener muchas de las funcionalidades de un smartphone o una tableta directamente en sus retinas.

Este es el objetivo con el que ha nacido el proyecto Google Glass, que se encamina a una nueva era tecnológica móvil y a la posibilidad de hacer negocios de una manera más evolucionada.

El nuevo producto se caracteriza por la variedad de usos y aplicaciones, muchas de ellas muy útiles para el ámbito empresarial como traducción, grabación de eventos, comunicación, fotografías, vídeos, correo electrónico, navegación por las redes sociales, búsquedas de información y lugares de reunión o la posibilidad de realizar videoconferencias.

Después de lanzar los primeros modelos de estas gafas para los desarrolladores, presentar la API e incluso dejar ver algunas de las aplicaciones que estarán disponibles, el proyecto da más pasos adelante.

El equipo detrás del desarrollo de Google Glass ha liberado el kernel del dispositivo bajo la licencia GPLv2 y lo ha publicado. Probablemente, con el tiempo Google también dará a conocer el resto del código con el objetivo de expandir su producto.

A través de la realidad aumentada, el usuario de Google Glass podrá disponer de servicios y aplicaciones mediante reconocimientos faciales o de voz y prestaciones que hasta ahora no se han visto en un dispositivo móvil.

Aunque la llegada de estas gafas aún no se ha hecho efectiva, ya ha suscitado la polémica en una materia tan crítica como la privacidad.

Habrá que esperar su nivel de acogida social y empresarial para saber si de verdad revolucionará la manera de interactuar con la tecnología.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor