Más problemas para el Galaxy S5, ahora con la cámara de fotos

Movilidad

Si hace unos días se hablaba de complicaciones en el suministo del sensor de huellas dactilares, Samsung se estaría enfrentando en estos momentos a la dificultad de trabajar con la nueva cámara de su smartphone estrella.

Durante la presentación del Galaxy S5 en el Mobile World Congress 2014, Samsung dijo que su próximo buque insignia llegaría al mercado en abril.

El actual Galaxy S4
El actual Galaxy S4

Pero los problemas que se estaría encontrado la firma surcoreana para producir los primeros lotes de este smartphone podrían dar al traste con su hoja de ruta.

Primero se habló de complicaciones en el suministo del sensor de huellas dactilares que incorporará el dispositivo, al más puro estilo iPhone 5s, aunque se esperaba que Samsung pudiese resolver el contratiempo buscando ayuda extra para fabricar dicho componente.

Ahora los retrasos podrían producirse por otro motivo. Y es que al parecer, la cámara de 16 MP cargada de funciones fotográficas que debería incluir el Galaxy S5 está resultando difícil de montar.

Según informan nuestros compañeros de The Inquirer, la clave está en la sustitución de la tecnología de sensor BSI por ISOCELL, requiriendo lentes más delgadas que en el pasado.

Dado que todavía quedan un par de semanas para terminar el mes de marzo, habrá que ser pacientes y esperar para ver si Samsung es capaz de hacer fente a todos estos supuestos problemas o si anuncia cambios de fechas.

Cuando esté listo, el Galaxy S5 debería permitir la medición de los latidos del corazón, grabar con resolución 4K y activar la conectividad Wi-Fi y 4G al mismo tiempo.

Otras características ya conocidas son su pantalla Super AMOLED de 5,1 pulgadas, el chip Snapdragon 801 de cuatro núcleos, los 2 GB de memoria RAM, la posibilidad de subir hasta 128 GB vía microSD, una batería de 2.800 mAh y la versión “KitKat” del software Android.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor