Más y más dispositivos “wearable” destinados a ponernos en forma

Movilidad

Del 7 al 10 de enero se celebra en Las Vegas una nueva edición de la feria de electrónica de consumo CES. Y todo apunta a que los dispositivos “wearable” acapararán buena parte de la atención.

Los dispositivos “wearable” serán uno de los grandes protagonistas del CES de este año.  Eso sí, aunque las cámaras y los relojes “wearable” seguirán llamando la atención de muchos, la directora de investigación de Gartner Angela McIntyre cree que perderán tirón frente a los dispositivos dirigidos al segmento de la salud y del ejercicio físico.

Así, esta área será una de las que despertarán más interés, con un 40% de la superficie de exposición dedicada a este tipo de ingenios. Además, su progresión en cuanto a ingresos también será ascendente: los dispositivos, aplicaciones y servicios han sumado este año 1.600 millones de dólares mientras que supondrán 5.000 millones en 2016.

Una de las bazas de estos dispositivos es que permiten a sus usuarios competir contra ellos mismos u otros, facilitando la creación de comunidades online que brindan camaradería al unir a gente con metas similares, de forma que aumenta su motivación a la hora de mejorar su físico y su salud.

De momento, esta área está compuesta de monitores de actividad, de pulsaciones y podómetros. Sus diseños suelen tener la forma de reloj de bolsillo o de muñeca, o están embebidos en un reloj, en la ropa o en accesorios, como zapatos, gorros y bandas para el pecho.

No obstante, según Angela McIntyre, en CES, se presentarán camisetas deportivas que serán tejidas incluyendo sensores capaces de medir el ritmo cardiaco y la respiración durante el entrenamiento y la competición. Se verán también prendas similares para controlar a bebés y ancianos, de modo que detecten si estos últimos se caen o informen sobre su posición y manden alertas a la gente encargada de su cuidado.

Body_Area_Network (2)
Red de Área Corporal o WBAN.

Aunque de momento este tipo de dispositivos se conectan a través de Bluetooth al smartphone, que sirve como plataforma para que las apps puedan cuantificar los esfuerzos de los consumidores y proporcionar conectividad a aquellos servicios que almacenan y analizan esos biodata, desde Gartner apuntan a que las redes corporales inalámbricas (wireless body area network o WBAN) pueden reducir la dependencia de los móviles.

Una WBAN es una colección de sensores, dispositivos informáticos y de comunicación de baja potencia que han sido diseñados para llevar encima y están conectados inalámbricamente. Estos ingenios  pueden transmitir señales de datos y de voz a través de WiFi o módulos de acceso celular embebidos en dispositivos “wearable” sin necesidad de recurrir a un teléfono.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor