Matsushita sufre la mayor caída desde agosto

AlmacenamientoDatos y Almacenamiento

El incendio de una fábrica de la compañía en Osaka despierta el temor de los
inversores.

El pasado 30 de septiembre se declaró un incendio en una fábrica de
Matsushita -grupo del
que forma parte Panasonic-, en la ciudad japonesa de Osaka. Yoshihide Sato,
portavoz de la división de baterías de la compañía, ha declarado que aún se
desconoce cuándo se podrá reanudar la producción y qué capacidad se ha vista
afectada.

No se sabe, por tanto, hasta qué punto este parón en la producción de
baterías, a la que estaba dedicada la fábrica, afectará a los beneficios de la
compañía. Esta incertidumbre es la que ha provocado la mayor caída en las
acciones de Matsushita de las últimas siete semanas.

Las acciones de la compañía han caído un 3 por ciento, para situarse en lo
2.115 yenes (12,86 euros), el mayor descenso desde el 17 de agosto. Las
estimaciones de Matsushita en el mes de julio predecían un crecimiento del 13
por ciento en el año fiscal que cierran en el mes de marzo de 2008, para llegar
a los 246.000 millones de yenes (1.497 millones de euros).

Las baterías salidas de la fábrica se utilizan en dispositivos de
Nokia, que ha tenido que
retirar 46 millones en septiembre por problemas de recalentamiento. Matsushita
enviará un grupo de expertos a la fábrica para reanudar la producción tan pronto
sea posible y también para determinar el origen de esos problemas con las
baterías.

Koya Tabata, analista de
Credit Suisse
Group
citado por
Bloomberg,
cree que la formación de ese grupo de expertos da la impresión de que el daño
provocado por el incendio puede ser mayor de lo esperado y afectar a los
beneficios, por lo que afirma que es natural la preocupación el mercado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor