Megaupload y el lujo: Mercedes, yates y mansiones

Empresas
0 0 8 comentarios

Los bienes confiscados por el FBI a los responsables de Megaupload alcanzan un total de 50 millones de dólares, sin contar sus cuentas bancarias o lo que gastaban en alquileres.

Nadie dudaba que Megaupload era un negocio de éxito y que esa publicidad que aparecía en todo momento significaba dinero para sus arcas. Pero imaginar qué significaba exactamente, cómo estaban reinvirtiendo esos millones sus propietarios, era algo en lo que pocos habían pensado. Hasta ahora: el FBI no solo ha detenido a cinco miembros de Megaupload, sino que también ha confiscado varias propiedades que suman un total de 50 millones de dólares. Y eso sin contar con todo el dinero repartido por cuentas bancarias de todo el mundo que también irá a parar a los federales.

Las cifras son impresionantes se miren por donde se miren. Tan solo en cuentas bancarias, Kim Dotcom (se cambió legalmente el apellido, el de nacimiento era Schmitz) podría tener más de 175 millones de dólares repartidos por el mundo. Porque, por supuesto, sus 64 cuentas no estaban en Estados Unidos, sino por Nueva Zelanda (donde residía), China, Alemania, Malasia, Filipinas, Países Bajos, Australia y Eslovaquia. Además de varias cuentas de PayPal y Citibank.

Después está la lista de objetos de lujo que, al igual que las cuentas bancarias, pasan a ser propiedad de Estados Unidos y entre los que destaca el enorme número de coches: 15 Mercedes-Benz, un modelo poco común de Lamborghini, un Rolls-Royce, y así hasta sumar un total de 19 vehículos con matrículas tan llamativas como “GOD” (Dios), “Mafia”, “GUILTY” (culpable) o “STONED” (colocado).

Las confiscaciones incluyen también una gran cantidad de televisiones de alta gama y otros gadgets, además de dos extrañas esculturas citadas en la acusación como “estatua de depredador” y “escultura de Anonyomous encapuchado”.

Alquileres y vacaciones en yate

Pero la vida de lujo de los propietarios de Megaupload no se quedaba en la posesión de coches o la cantidad de dinero guardada en bancos por todo el mundo. En la acusación se citan también unas transferencias por valor total de casi 10 millones de dólares destinadas al alquiler de yates en el Mediterráneo, realizadas entre abril y junio de 2011. Aunque la suposición lógica sería la de unas vacaciones a lo grande, en la acusación se asegura que estos alquileres se realizaron con el objetivo de “promover la infracción de copyright”.

La plasmación de la fortuna amasada por Dotcom y el resto de los miembros de Megaupload ya se ejemplifica con fotos de su residencia en Auckland (Nueva Zelanda), una impresionante mansión de 120 hectáreas y valorada en 30 millones de dólares que el fundador del sitio de intercambio de archivos tenía alquilada.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor