El mejor regalo esta Navidad es el backup

Datos y AlmacenamientoSeguridad
0 1 No hay comentarios

Los ciberdelincuentes y los accidentes pueden amargarte las fiestas si no cuentas con copias de seguridad de tus datos.

Esta noche Papá Noel ha vuelto a viajar alrededor del mudo en su trineo tirado por renos, luchando contra el avance de las agujas del reloj y repartiendo regalos a niños y grandes. Si os habéis portado bien, os habrá dejado al pie del árbol de Navidad justo lo que más deseabais. O lo que más necesitabais. En términos tecnológicos, un buen regalo puede ser aquél que mantiene los equipos informáticos protegidos de los ataques que se producen a través de Internet a lo largo del año, sobre todo en estos tiempos en los que las campañas de malware se han vuelto cada vez más sofisticadas. La seguridad es clave para consumidores y, por supuesto, para empresas de todos los tamaños. Y toda prevención que los usuarios apliquen, poca.

Además de actualizar sus sistemas con las versiones más recientes del software que tengan instalado, recurrir únicamente a fuentes originales, utilizar programas antivirus, no descargar por defecto archivos adjuntos, no pinchar en cualquier enlace y no entregar información privada a desconocidos, la gente debería preocuparse por aplicar copias de seguridad. El backup es algo que no hay que esperar a que se haga sólo. Se trata de uno de los pilares dentro del proceso de blindaje de datos que se consideran críticos, de una forma de recuperarlos si se produce una brecha. Para aprovechar una de estas copias ni siquiera hace falta haber sido víctima de un ciberdelincuente, basta con que ocurra un desastre natural, un daño físico o un error de gestión humano.

Por eso, si no has aplicado ya la receta del backup (y este 25 de diciembre no se ha producido una intervención mágica capaz de resolver tus problemas pasados y prever los futuros), ponte manos a la obra y autorregálate ya algo de tranquilidad. Mejora la gestión de tus archivos digitales con la siguiente lista de consejos sobre backup que nos llegan de manos de la compañía especializada en protección de datos Acronis:

1. “Programar copias de seguridad periódicas”:

Tomar conciencia de la importancia de las copias de seguridad es un primera victoria para evitar la pérdida irrecuperable de ciertos datos que son irremplazables. Por ejemplo, de aquella fotografía que te hiciste en tu primer viaje al extranjero o del último mensaje que te escribió alguien que ya no está. Del comprobante de una compra o de un trabajo para el que está a punto de terminarse la fecha de entrega. Aunque el reconocimiento debe dar paso a la constancia. No vale con hacer un backup al año, sino que hay que autorizar las copias de forma más constante y progresiva para que los últimos datos añadidos también queden incluidos. Esto puede llegar a cansar si depende de una decisión manual. La suerte es que existen programas especializados en backup que actúan de forma automática, sin necesidad de hacer encaje de bolillos con tu calendario

2. “Realizar una copia de seguridad antes de cualquier instalación”:

Las copias de seguridad deben ser periódicas, pero también estratégicas. Cada vez que se vaya a aplicar una mejora del sistema a través de una descarga de software, conviene realizar antes un backup para curarse en salud y poder restaurar los datos en caso de que algo vaya mal. Si la instalación se queda a medias, hay que corregirla o deshacerla, siempre se podrá echar mano de la copia que se había guardado justo antes de autorizar la actualización. Lo mismo ocurre para las modificaciones de drivers. Es interesante completar esta medida de prevención con formación básica en materia de seguridad, tanto a nivel usuario como en las empresas. Ningún empleado debería manejar datos sensibles, claves para la actividad del negocio, si no está preparado para mantenerlos a salvo de errores típicos de un novato.

Fuente-Shutterstock_Autor-Jirsak_seguridad3. “Proteger el sistema completo”:

Además de acompañar las actualizaciones de software de sus correspondientes copias de seguridad previas, para contar con la posibilidad de revertir la situación en caso de que algo falle, es importante que el backup se aplique a todos los recursos por completo. Es decir, al sistema operativo que da aliento a tu dispositivo, a los documentos que se encuentran almacenados en su interior, a las opciones de configuración que se han ido estableciendo con el paso del tiempo para personalizar el uso dado al sistema… Nada debe quedar fuera de esta medida de protección. Es por eso que desde Acronis recomiendan tirar de soluciones que se basan en la imagen de disco, que son precisamente aquellas que permiten llevar a cabo una recuperación total, al contrario que las copias simples de archivos.

4. “Probar la recuperación”:

Así, de primeras, nada tendría por qué ir mal durante un proceso de backup de datos. Pero lo cierto es que resulta indiscutible que si no revisas todos aquellos documentos que vas duplicando en cada una de tus copias para comprobar si éstos han quedado guardados tal y como tú querías, nunca tendrás la certeza de que así ha sido. Cuando llegue la hora de utilizar el backup en un momento de emergencia podrías encontrarte con una desagradable sorpresa. Incluso si has decidido automatizar el proceso o si has recurrido a la ayuda de profesionales para asegurar tus datos, echa un vistazo al resultado de ese backup antes de darlo por bueno. ¿Te imaginas enterarte de que no funciona justo cuando más falta te hace? Échale ganas y tiempo, estudiando que todo está en orden tras completar una copia y también de vez en cuando para ver que sigue accesible.

5. “Utilizar doble protección”:

Otra clave a la hora de trabajar con copias de seguridad consiste en no quedarse con una sola copia. Lo más inteligente sería replicar la misma información en diferentes lugares y soportes, dado que cualquiera de ellas puede sufrir daños por motivos bien diversos. Piénsalo así: cuantas más copias realices, más armas conseguirás para luchar contra los imprevistos. La nube es una buena opción para llevar a cabo el backup, ya que además de liberar espacio físico ofrece ventajas como la facilidad de acceso al contenido que ha sido guardado en cualquier momento y desde cualquier lugar. Otras alternativas son las memorias USB y demás dispositivos de almacenamiento externos, como discos duros y unidades de estado sólido, además de los tradicionales CDs y DVDs. Del mismo modo, procura depositar las copias físicas en diferentes lugares para ampliar tus garantías de éxito.

6. “Cuidado con el cifrado de datos de confianza”:

Por último pero no menos importante, Acronis habla del tema del cifrado de los datos. Y es que éstos no sólo deben ser duplicados para ofrecer después un recurso al que dirigirse si se produce un robo, una rotura o un borrado accidental, entre otras cosas, sino que también tienen que guardarse con las máximas garantías de seguridad. En concreto, lo que habría que cuidar es el almacenamiento cloud. Si éste es uno de los modos de backup escogidos, las condiciones del servicio deben cumplir con unos mínimos. Sus responsables deberían especificar durante la firma del contrato qué es lo que cabe esperar de la plataforma que han desplegado en la nube. Es importante saber si es fiable, si tiene buenas críticas, si cumple con la normativa europea, si los servidores se localizan en el mismo país donde vive el usuario, si puede resistirse a intentos de acceso no autorizados y demás. Lo mejor es que entregue cifrado de backup en la fuente.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor