Mercado de microchips: Lucha encarnizada en vísperas de Windows 8

CloudMovilidadPCProveedor de ServiciosProyectosServidoresWorkspace
0 0 No hay comentarios

El fabricante taiwanés TSMC pone más presión en la lucha que mantienen ARM e Intel con un chip basado en 28 nanómetros y el núcleo Cortex-A9 que supera los 3 GHz.

El fabricante Taiwan Semiconductor Manufacturing Co, más conocido como TSMC, ha anunciado un nuevo hito tecnológico al alcanzar una frecuencia de proceso de 3,1 GHz en un microchip basado en el diseño ARM Cortex-A9 de doble núcleo y construido con tecnología de 28 nanómetros.

Este avance se ha conseguido en condiciones típicas, lo que quiere decir que no se han utilizado técnicas de overclocking para superar los 3 GHz. No obstante, será poco probable que se lleve a producción para smartphones, sino que tendrá mucho más sentido en micro-servidores o incluso tablet PC, tal y como señala la compañía.

La silueta de Windows 8 asoma en el mercado, por lo que el lanzamiento del nuevo sistema operativo de Microsoft –tanto para arquitectura x86 como para plataformas SoC (System-on-a-chip) será un aliciente más para conseguir nuevos microchips de mayor rendimiento y bajo consumo energético.

En el segmento de dispositivos móviles como smartphones y tabletas, ARM por el momento gana la batalla a Intel, también a AMD. Pero el mayor fabricante de semiconductores también quiere serlo en este mercado en plena explosión y ya ha lanzado su primer teléfono inteligente con su sello, el XOLO X900 del fabricante Lava International.

Por el contrario, ARM está pujando fuertemente para llegar al terreno de servidores, dominado en volumen por la arquitectura x86 propuesta por Intel y ARM. Según el diseñador inglés, sus chips basados en ARM aportarían un mejor rendimiento por vatio en el ecosistema de servidores, algo que atrae a todas aquellas compañías cuyos negocios radican en Internet, como pueda ser el caso de Google, Facebook, Amazon, Salesforce… que buscan mantener voluminosas granjas de servidores para dar servicio a sus clientes sin que los costes de mantenimiento se disparen.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor