El mercado chino de navegación por móvil se multiplicará por 10

Empresas

Las previsiones de aquí a 2011 se basan en la fuerte demanda de estos
servicios, por lo que los fabricantes ya están desarrollando dispositivos que
soporten GPS.

Debido al incremento de la demanda de servicios de navegación por parte de
los consumidores chinos, los fabricantes del país ya han empezado a desarrollar
dispositivos móviles que soporten el
Sistema de Posicionamiento Global
(GPS)
, según la firma iSuppli.

Por su parte, los operadores de servicios wireless contemplan la navegación
como un servicio clave de valor añadido que puede ayudar a compensar el
porcentaje de ingresos por usuario, que se encuentra en declive.

Y es que con los precios medios de venta de los dispositivos GPS en claro
descenso, las ventas nacionales alcanzarán los 16,5 millones de unidades en
2011, lo que supone superar más de diez veces la cifra prevista para 2007, que
pasa por vender 1,4 millones de estos aparatos, tal y como augura iSuppli.

En este sentido, tanto China Mobile
como China Unicom han comenzado a
ofrecer servicios de navegación este mismo año. Para ello, los dos operadores
han llegado a acuerdos con proveedores de mapas digitales, fabricantes de chips
y de dispositivos móviles, con el objetivo de implantar la tecnología GPS en el
mercado móvil.

En contraste con los
dispositivos
personales de navegación (PNDs)
, los GPS reciben datos de mapas a través de
redes wireless para hacer posible la navegación. Por eso, los GPS no necesitan
llevar integrado un software de navegación GPS sólo de datos.

En la actualidad, las tarifas mensuales típicas de servicios de navegación
móvil son de 2,50 dólares por suscriptor (1,83 euros), con una tasa de
transferencia de datos incluida de 5 MB. Como una opción adicional, los usuarios
pueden instalar mapas completos en sus GPS para utilizar el servicio de
navegación. En este caso, el dispositivo sólo necesita recuperar datos específ
icos respecto a longitud, latitud y altitud directamente desde satélites GPS en
órbita. Tras esto, se muestra el camino más apropiado hasta el destino
solicitado basándose en un software
GIS (Geographical Information
System)
y en los mapas digitales previamente instalados.

Por el momento, existen únicamente tres proveedores de mapas en el mercado
chino: Lingtu Software Technology,
Careland Information System y
Guantu Information Technology.

“La mayor barrera para la adopción por parte del mercado de masas de
dispositivos con GPS equipado es su alto precio de venta”, afirma Kevin Wang,
analista senior de iSuppli para el mercado chino, en declaraciones recogidas por
Digitimes. ”
A finales del 2006, los dispositivos GPS eran fundamentalmente smartphones de
alta gama que costaban más de 700 dólares” (515 euros), concluye el
especialista.

Los principales proveedores del año pasado incluyen firmas como Miltac (con
su modelo Mio A701) y Dopod, con
su P800. Sin embargo, los OEMs nacionales están realizando una agresiva
incursión en el mercado, como es el caso del modelo de Amoi E860, lanzado el
pasado mes de febrero y que incluye un chip GPS de
SiRF, procesador de
Intel y software GPS de
Lingtu. El equipo funciona con el sistema
operativo de Microsoft
Windows Mobile 5.0, y se comercializa por tan sólo 450 dólares (331 euros).
De hecho, es este competitivo precio lo que lo ha convertido en el dispositivo
GPS mejor vendido en el mes de mayo.

Más aún, los fabricantes chinos están eligiendo integrar GPS como una de las
características de los teléfonos de alta gama, basándose en procesadores
multimedia emparejados con módulos GPS. Así, sin un procesador de aplicaciones
ni sistema operativo, el precio de venta de estos aparatos puede ser de 250
dólares (183 euros).

Con todos estos datos, iSuppli espera que la navegación se convierta en una
aplicación estrella para
la industria móvil en China. Según sus previsiones, el volumen de ventas de este
tipo de dispositivos incrementará la demanda de circuitos integrados
relacionados, tales como chips GPS y procesadores multimedia.

Sin embargo, con la llegada de nuevos competidores taiwaneses que
subcontratan la fabricación de chips, se augura una rápida bajada del precio de
los chips GPS a principios de 2008. Además, intensificando la competencia entre
proveedores de chips multimedia chinos, coreanos y taiwaneses, el coste de los
teléfonos con GPS instalado continuará reduciéndose a lo largo de este año. Y
aún más: existe la posibilidad de que estos proveedores integren soporte GPS
directamente en la banda de silicio de sus aparatos en el futuro, tal y como
prevé iSuppli.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor