¿Merchandising en tiempos de crisis?

ColaboraciónEmpresasSoftware

Las compañías no abandonan los regalos por la recesión: la profesionalización creciente de los eventos reduce el uso de bolis y chapas para llamar la atención. Vídeo.

Las invitaciones para participar en la próxima edición del Mobile World Congress ya hablan de ROI. Amortización de gasto y beneficios por la mínima inversión son palabras que empiezan a unirse a las posibilidades de contactar con el mayor número de profesionales y potenciales asociados. 
La palabra crisis no sonó en absoluto durante la celebración del último SIMO Network, donde los profesionales del sector explicaron, inquiridos sobre si este año se había recortado el merchandising, que al haber modificado la feria su espíritu, se había modificado también los regalos a repartir.
A más profesionalidad, menos bolígrafos, menos libretas, menos caramelos y menos chapas: “Se nota que es un público más profesional”, explica a las cámaras de NetMediaEurope el director técnico de Karspesky, Ricardo Hernández.  
Así, los bolígrafos y las libretas a granel dejan paso al regalo seleccionado. Fuentes de Sage explican que en esta ocasión se ha personalizado el obsequio para hacerlo más próximo al cliente que se acerca al stand. “No los damos según pasan”, aseguran desde la firma, especialmente teniendo en cuenta que los visitantes “son gente interesada, no un quinceañero pidiendo un boli“.
El nuevo camino para el merchandising podría tirar, en este entorno más profesional, por el lado gastronómico. “La gente ve y coge”, apuntan desde uno de los expositores que recurre al pinchito para captar la atención. El jamón es uno de los favoritos de las reuniones high business y, tras las reuniones y los encuentros, asalta las ferias. En SIMO Network, por ejemplo, se vio hasta a un maestro jamonero.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor