Michael Dell, radiografía de un halcón TIC

Empresas

Se le considera un visionario y un revolucionario. ¿Es su última decisión un acierto?

La venta de la histórica Dell ha posicionado a su fundador, Michael Dell, en el punto de mira. Aquí un breve repaso a la carrera de este brillante tejano, al que algunos ya han llamado el Mark Zuckerberg de su época.

Hijo de un bróker de bolsa y una ortodoncista, Michael Dell desarrolló su vida con una fuerte influencia parental. Cuando tenía apenas 8 años, culminó con éxito el examen de equivalencia del instituto (la prueba que mide los conocimientos del alumno antes de ingresar en un centro de enseñanza).

Como impulsado por la genética, pronto decidió invertir sus ahorros –gracias a trabajos a tiempo parcial- en metales preciosos y acciones.

Probablemente empujado también en este caso por una pulsión genética, comenzó a estudiar medicina, aunque nunca concluyó sus estudios. Antes de cumplir los 20 años, Michael Dell había puesto los cimientos (con apenas 1.000 dólares) de la que iba a ser una de las compañías líderes de la revolución del PC.

En 1988 Dell ya era una compañía pública, que se estrenó en el parqué con una capitalización de 30 millones de dólares. Ocho años más tarde, el valor de cotización de la compañía era de 1.000 millones de dólares.

Con 27 años ya era el CEO más joven de la prestigiosa lista Fortune 500.

Dejó su puesto de consejero delegado en 2004, aunque en 2007 volvió al mando, a petición de la junta directiva. La caída de las ventas y el valor de las acciones en hasta un 40% en un año influyeron en la petición.

Con la vuelta del ejecutivo fundador, y los insistentes análisis que auguraban una corta vida a la industria del PC, la compañía comenzó a diversificar su negocio.

Más allá de los PC, Dell también es una compañía de servidores y productos de networking y almacenamiento. Que Dell es algo más que una compañía de PC ha sido su esfuerzo comunicativo más ferviente de los últimos ejercicios.

En pleno proceso de transición, Michael Dell ha tomado una importante decisión. La compañía que fundó dejará de cotizar en bolsa, pero él mantendrá el control sobre la misma con una participación del 16%.

Ha sido como un revolucionario de la industria del PC y un visionario en cuanto a sus decisiones estratégicas. ¿Es su última y más importante decisión un acierto?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor