Microproyectores, un invento genial

Empresas
0 0 7 comentarios

En The New York Times el conocido David Pogue ha tenido la oportunidad de tener en sus manos el Optima Pico Pocket Projector, un proyector de dimensiones ridículas similares a las de una cajetilla de tabaco y que expande la imagen de dispositivos como iPods.

El invento es una verdadera maravilla, y en lugar de tener que acudir a grandes y pesados dispositivos para solucionar este apartado Optima ha lanzado su Pico Projector, que cuesta 430 dólares (no es barato, desde luego) y que ofrece la posibilidad de obtener una imagen muy decente en una pantalla de 65 pulgadas de diagonal como máximo.

El proyector tiene sus inconvenientes, claro: la resolución de la imagen es de 480×320, y la diminuta lámpara, que tiene una duración estimada de 20.000 horas, no es reemplazable. Pero 20.000 horas son muchas horas, y la posibilidad de conectar ese miniproyector a tu iPod o cualquier otro dispositivo (portátiles, reproductores portátiles de DVD, etc) y tener una imagen a lo grande (aunque sea de calidad algo escasa) es realmente interesante.

vINQulos

NYT

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor