Microsoft cesa su demanda contra el gobierno de EEUU por cambios en la solicitud de datos

LegalRegulación

El gigante tecnológico presentó la demanda en abril de 2016 al ver restringido su derecho a informar a los clientes sobre las solicitudes de la Administración de correos electrónicos y otros documentos.

Microsoft ha anunciado que retirará una demanda contra el gobierno de EEUU después de que el Departamento de Justicia haya cambiado las reglas de solicitud de datos para alertar a los usuarios de Internet sobre el acceso a su información por parte de las agencias federales.

“La nueva política limita el uso de órdenes de confidencialidad y exige que dichas órdenes se emitan por períodos definidos. Como resultado de la emisión de esta política, estamos tomando medidas para desestimar nuestra demanda”, ha explicado el jefe de asuntos jurídicos de Microsoft, Brad Smith, en una publicación en el blog.

La compañía espera que los cambios terminen con la práctica de órdenes de secreto gubernamental indefinidas.

Microsoft presentó la demanda en abril de 2016 argumentando que el gobierno de EEUU estaba violando la Constitución al impedir que la empresa informara a sus clientes sobre las solicitudes de la Administración de correos electrónicos y otros documentos.

La demanda alegaba que las acciones del gobierno vulneraban la Cuarta Enmienda, que establece el derecho de las personas y las empresas a saber si el gobierno busca o confisca sus propiedades, y el derecho de la Primera Enmienda a la libertad de expresión de la compañía.

“Los cambios garantizarán que las solicitudes de orden de confidencialidad se adapten cuidadosa y específicamente a los hechos del caso. Este es un paso importante para la privacidad y la libertad de expresión, es una victoria inequívoca para nuestros clientes y nos complace que el Departamento de Justicia haya tomado esta medida para proteger los derechos constitucionales de todos los estadounidenses”, ha declarado Smith.

Si bien Microsoft ha decidido retirar su demanda, la compañía está volviendo a hacer un llamamiento al Congreso para la enmienda de la Ley de Privacidad de Comunicaciones Electrónicas adoptada en 1986.

La semana pasada, el Tribunal Supremo de EEUU acordó escuchar la apelación de la Administración Trump de un fallo de un tribunal inferior que ha impedido a los fiscales federales obtener los correos electrónicos almacenados en servidores de Microsoft en Dublín (Irlanda) en una investigación de tráfico de drogas.

Los abogados del gobierno han argumentado que el fallo del tribunal inferior amenaza la seguridad nacional y la seguridad pública.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor