Microsoft cerrará las instalaciones que compró a Nokia en Finlandia y concreta los despidos

DespidosGestión EmpresarialMovilidadSmartphonesTrabajo

Microsoft ha confirmado hoy que cerrará las instalaciones ubicadas en la localidad finlandesa de Salo, que adquirió al comprar el negocio móvil de Nokia, y ha explicado los recortes de personal que se están llevando a cabo.

El gigante de Redmond ha dado por finalizadas sus acciones de regulación de empleo en Finlandia, que implicarán el despido de 2.300 de los 3.200 empleados que posee en el país escandinavo.

Microsoft dirá adiós a sus instalaciones en la localidad de Salo, las cuales logró al comprar Nokia, y solo mantendrá en funcionamiento las que se ubican en Espoo y Tampere, exponen en el diario finlandés YLE.

La empresa de Satya Nadella ha concretado que concentrará en esas dos plantas sus equipos dedicados a la gestión y desarrollo de productos para su negocio de teléfonos móviles.

En Espoo seguirán trabajando para el desarrollo de smartphones de clase alta, así como el diseño y la creación de aplicaciones, mientras que en Tampere se dedicarán a móviles de nivel medio y a trabajar en tecnologías móviles.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor