Microsoft conocía que la Xbox 360 podía dañar los discos

Empresas

Un documento aparecido en una de las demandas que están en curso sobre los fallos de la consola, indica que los empleados de Microsoft conocían antes del lanzamiento, que la 360 podría dañar en determinadas situaciones los soportes ópticos que contienen los videojuegos. Un fallo que se uniría al grave y generalizado defecto de fabricación que afectaba a las primeras revisiones de la consola y que llevaban a las “luces rojas de la muerte”.

Este fallo en la unidad óptica se une a las famosas “tres luces rojas de la muerte”, un grave y generalizado defecto de fabricación que afectaba a las primeras revisiones de la consola y que obligó a Microsoft a implementar un programa de extensión de garantía de 1.000 millones de dólares, sustituyendo los modelos afectados y renovando la 360 con nuevo hardware para acabar con el problema.

Según explican en SeattleTechReport, Hiroo Umeno, responsable del programa de la Xbox reconoció que los problemas en los discos se descubrieron en septiembre de 2005 y tras el lanzamiento de la Xbox 360 se envió a un equipo de ingenieros para “investigar las denuncias de los arañazos y surcos profundos en los discos ópticos”.

Microsoft determinó que el problema sucedía en determinadas condiciones, especialmente si la consola se inclinaba con la unidad DVD en uso. Debido a las demandas, Microsoft consideró tres posibilidades para solucionar el problema, todas ellas rechazadas.

Una era el aumento del campo magnético en la unidad de disco, desestimada porque habría interferido con la apertura y cierre del mecanismo. Otra, la reducción de la velocidad de giro, descartada por el aumento de tiempo en la carga de juegos y la tercera la instalación de un pequeño sistema de “paragolpes”, rechazada por su alto coste.

Al final la solución fue la misma que para las luces rojas: sustituir los soportes afectados, con el fin de no retrasar la entrada de la consola en el mercado. Además, Microsoft incluyó en el manual del producto y en la unidad óptica una advertencia para retirar los discos antes de mover o cambiar de posición la consola de vertical a horizontal aunque no ha logrado frenar que hasta el mes de abril de 2008, 55.000 clientes devolvieran algún videojuego afectado por el problema.

Cierto es, que en general no es recomendable mover un dispositivo cuando un disco gira en su interior, pero los mismos empleados de Microsoft consideraron la medida insuficiente y los demandantes han incluido la declaración de un consultor de ingeniería argumentando que otros fabricantes como Nintendo y Sony, sí incorporan la posibilidad de mover sus productos cuando la unidad ópticas está en uso.

Sea como fuere, lo peor es que Microsoft conociera todos estos fallos cuando puso en el mercado la consola. Afortunadamente, los consumidores parecen haber “perdonado” a la compañía, seguramente gracias a la extensión del programa de garantía y el reemplazo de las consolas o los discos, su impresionante catálogo de videojuegos, el mejor sistema de juego online con Live, las constantes rebajas de precio o la renovación del hardware para frenar los defectos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor